CIENCIA JOSE LUIS CASANOVAS, EL ARGENTINO QUE SUFRIO EL VIRUS

“Tuve fiebre y mucho dolor detrás de los ojos”

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó cuatro casos de zika en el país, todos con antecedentes de viaje a las zonas donde circula el virus. José Luis Cánovas es uno de los cuatro argentinos afectados. Tiene 40 años y es dueño de una rotisería en Neuquén. Durante diciembre se fue de vacaciones a la isla de San Andrés, en Colombia, y regresó al país con la enfermedad que transmite el mosquito Aedes aegypti y que tiene en vilo al mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró emergencia pública y de importancia internacional el virus zika y los defectos de carácter congénitos que éste puede ocasionar.
“Estando en Colombia no experimenté ningún síntoma pero el 20 de diciembre, ya en Argentina, empecé a tener fiebre, dolores en las articulaciones y la cabeza, y mucho dolor atrás de los ojos: sentía como si me los fueran a sacar. Además, a los dos días me había brotado ‘feo’, razón por la cual me acerqué al Hospital Regional (Castro Rendón) y una médica a la que le conté todos los síntomas que tenía, se puso a buscar información y llegó a la conclusión –mirando también el sarpullido chiquito que tenía en los brazos, la cara y las axilas– que podía ser zika”, le contó a PERFIL José Luis, desde Neuquén.
Pero la confirmación de su caso se retrasó porque en Nochebuena Cánovas se movilizó para pasar las fiestas con su familia –nadie cercano a él estuvo o está infectado con el virus– y no volvió al Hospital a realizarse los estudios.
“En Colombia el zika es común. De hecho, se habla del tema y te dicen cómo cuidarte pero por más repelente que uses, como en mi caso, los mosquitos son imparables. De hecho en el hostel donde yo me alojé había unos brasileros que también lo tenían. Por eso no me preocupé demasiado pese a que los dolores en las rodillas, las manos y losdedos se sumaban a los síntomas anteriores”, sostuvo José Luis, quien se recuperó totalmente de la enfermedad. “Le hice caso a los médicos, tomé el paracetamol e hice reposo. Todo duró unos 14 días”, completó.

Redacción de Perfil.com