CIENCIA

Un alumno excepcional

PERFIL COMPLETO

Tras casi once años en el exterior, en agosto de 2010 me reincorporé al Departamento de Matemática de la FCEyN-UBA. Mi primera actividad fue ser jurado de la tesis de licenciatura de Miguel Walsh. En esa tesis él presentó un enfoque novedoso del artículo sobre números primos en progresión aritmética, trabajo por el cual Terence Tao recibió la medalla Fields en 2006. Enseguida reconocí que estaba ante un alumno excepcional, tanto por la calidad de su tesis como por la profundidad con la que manejaba temas difíciles. Para mi sorpresa y fortuna, Miguel quería realizar su doctorado en el país, así que le ofrecí ser su director. Desde el primer momento, Miguel parecía un matemático maduro en lugar de un alumno de 23 años. Tenía ideas muy claras acerca de los temas en los que quería investigar y conocimientos vastos de distintas áreas. Tanto es así que, a días de haber comenzado el doctorado, Miguel logró los primeros avances en un problema que un año después plasmaría en su artículo famoso sobre convergencia de promedios. Para tener una idea de la importancia de ese artículo, a horas de su difusión Miguel ya había recibido varias invitaciones para disertar en el extranjero. Más tarde, le valió tres distinciones internacionales muy importantes como el premio MCA, la Clay Research Fellowship y el premio Ramanujan. Todos los trabajos científicos de Miguel se caracterizan por su simplicidad y por obtener resultados óptimos; es decir, que no pueden ser mejorados. Muchos colegas del exterior me han manifestado lo maravillados que están por la calidad de sus trabajos, en especial teniendo en cuenta su corta edad. Para mí es un orgullo y un regocijo inmenso que mi primer alumno en la UBA haya logrado tanto en tan poco tiempo. Ahora mi anhelo es que se den las condiciones para que Miguel regresé a trabajar en el país y que los alumnos que recién empiezan sus carreras científicas tomen su ejemplo.

*Departamento de Matemática, FCEyN-UBA.



Román Sasyk