CIENCIA


Una solución que promete

PERFIL COMPLETO

El desarrollo de las impresoras 3D está generando cambios significativos en todo tipo de industrias y procesos de fabricación. Y las nuevas bioimpresoras 3D, aunque todavía son una tecnología que está en pañales y atravesando su etapa experimental, también lo harán. Todo parece indicar que en pocos años se convertirán en una solución promisoria, capaz de revolucionar diversos campos de la medicina y también de la investigación biotecnológica. Con estos nuevos equipos, los bioingenieros ya están logrando depositar, capa tras capa y en forma ordenada, diversos tipos de células, de manera de ir “fabricando” una estructura biológica espacial tridimensional. Eso nos permitirá, en un futuro cercano, imprimir tejidos capaces de acelerar la curación de una lesión y hacerlas más seguras. Incluso, con el tiempo, hasta podríamos fabricar órganos.

*Director de la Escuela de Ingeniería y Tecnología del ITBA.



Norberto Lerendegui*