CIENCIA

Ya basta de fuentes sucias

Escribí acá el Copete

PERFIL COMPLETO

Argentina debe direccionar sus inversiones en energía hacia las renovables en forma urgente y revertir la matriz actual, fuertemente dependiente de los combustibles fósiles, especialmente petróleo y gas, que hoy representan más del 85 % de la oferta energética. En ese sentido, la propuesta de Greenpeace a nivel global es alcanzar un 100% de energías renovables en 2050. Para lograrlo hay que acelerar el cambio; esto es indispensable para detener las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan cambio climático.
Lo recomendable es la combinación de energía eólica, solar geotérmica, biomasa, pequeñas centrales hidroeléctricas (esto no incluye grandes represas) y mareomotriz.
Por supuesto, la energía nuclear debe ser reemplazada en su totalidad, por tratarse de un recurso contaminante y peligroso, y con altísimos costos. A pocos días del aniversario del desastre de Fukushima, es necesario recordar que no hay energía nuclear segura.
El reemplazo por energías limpias tiene beneficios enormes para el ambiente, pero también para el empleo y la economía. El factor clave es la decisión política y el apoyo financiero a las renovables.

* Director ejecutivo de Greenpeace Andino.



Martín Prieto