CIENCIA INFLUENCERS A LOS 70

‘Youtubers seniors’: abuelos que son furor en la red social

Llegaron de la mano de sus nietos y hoy sus videos tienen millones de reproducciones. Enseñan a tejer, a cocinar o cuentan historias de vida.

Francisco Lefosse. Es actor y tiene 82 años. Protagoniza “Tecnoabuelo”, donde cuenta viejas anécdotas.
Francisco Lefosse. Es actor y tiene 82 años. Protagoniza “Tecnoabuelo”, donde cuenta viejas anécdotas. Foto:Fantasy group

La categoría senior en Youtube es un fenómeno creciente, y no piensa detenerse. Aunque el fenómeno “youtuber” parece indefectiblemente atado a la generación millennial, los adultos mayores hoy se animan más que antes a demostrar que no hay límites de edad a la hora de divertirse, enseñar, compartir e interactuar con otros internautas a través de la popular plataforma de video.

Lucas Castel es quizás el youtuber argentino más popular en las redes. Sin embargo, los seguidores del comediante hoy aclaman la presencia de una figura que se hizo famosa en los últimos años: su abuelo. “Lejos de mostrar una faceta seria o un abuelo que no anda en cosas raras, él muestra su faceta de locura y eso es lo que la gente no puede creer”, contó Lucas a PERFIL.

Los videos de Youtube en los que aparece Norberto Castelnuovo superan las dos millones de reproducciones. “Nunca en mi vida me imaginé hacer a los 70 años lo que estoy haciendo porque uno siempre piensa que el tren ya pasó, pero yo no pienso así. Para mí el tren sigue andando y me subí con los chicos. Me encanta toda la movida”, relató Norberto, mejor conocido por “Martin Garrix”, su álter-ego en las redes.

“¿Qué escribís en el celular? Cuando estás conmigo me atendés. ¿Quién sos, Neruda, que escribís tanto?”, se queja Lidia Romagnoli, de 68 años, la verdadera identidad detrás de “la Gringa”, que ya suma más de 400 mil visualizaciones en su canal de Youtube. “Un día, mi hijo Luciano estaba conmigo en el jardín y empezó a grabarme mientras puteaba. Se lo empezaron a pasar entre amigos y cuando yo me enteré y le pedí que lo sacaran me dice: ‘Mami, lo lamento, tu video ya está en España’,” cuenta la protagonista de “GringaTV”.

El caso de Francisco Lefosse, de 82 años, es un poco diferente. El es actor y forma parte de un proyecto de la productora Fantasy Group que concursa por los premios del Festival y Mercado de Televisión Internacional (Fymti). El “Tecnoabuelo”, desde su canal de Youtube da clases de tecnología a sus nietos. “Hay un episodio en el que yo enseño a usar WhatsApp. Imagínense, yo enseñando WhatsApp”, dice con humor, Lefosse.

Perder el miedo. Desde Perú, Esperanza Rosas sube tutoriales tejiendo, con ayuda de su hija Ana Celia. “Llegué a Youtube después de la muerte de mi hija Patty, 12 años atrás. En ese momento, el tejido fue como una terapia para mí y es algo que pienso que podría ayudar a otras personas”, le comentó a PERFIL Rosas. Su canal, “Tejiendo Perú”, ya cuenta con cerca de 744 mil suscriptores. Argentina es el primer país en Latinoamérica en audiencia, y tercero a nivel mundial después de México y España.

En España, está Juan José Cañas, “el abuelo viajero”. Tiene 80 años y cuenta sus hazañas desde el canal “Atrapatuabuelo” que crearon sus nietos. Desde tatuajes hasta expediciones a Vietnam, el malagueño ya suma más de 17 mil suscriptores en su sitio web. De la misma edad, pero en EE.UU., Shirley Curry sube videos en los que comenta sus experiencias con los videojuegos. Al no sentirse representada en la mayoría de los foros de gente más joven abrió su propio canal “Grandma Shirley”.

Hoy las redes sociales ya no son un territorio exclusivo para los jóvenes. Existen 39 millones de usuarios con más 65 años en las redes sociales, según un estudio de Pew Research de 2013. Entre las más utilizadas están Facebook, Youtube y Skype. “Hay una cuestión de empoderamiento de las personas mayores. Se sienten atractivos para animarse a subir un video con su imagen, su voz y sus preocupaciones. Esto 20 años atrás era impensable”, opinó la gerontóloga Silvia Gascón, de la Universidad Isalud.


Más alfabetización digital

El Gobierno porteño lanzó en 2016 la campaña +Simple de alfabetización digital para adultos de la tercera edad. Se repartieron cerca de 300 mil tablets con una plataforma para Android que facilita el acceso a la información. Para este plan, la Secretaría de la Tercera Edad condujo el estudio Inclusión en la tecnología, que reveló que el 75% de las personas de 60 años o más no tienen conocimiento digital. De ellos, el 95% estaba dispuesto a aprender y el 80% prefería ser asesorado por un voluntario y no por miembros de su familia. “Cuando el noticiero dice:“Mandá el hashtag mesaza”, automáticamente expulsan a la persona mayor de la audiencia. Creo que es muy importante integrar a los que nos integraron y que no queden discriminados porque no saben manejar la tecnología”, enfatizó Claudio Romero, secretario de la Tercera Edad.