COLUMNISTAS ESCáNDALO PREVISIONAL

23 ideas para entender y digerir la reforma de la furia

Qué hay de cierto y de mentira en todo lo que se dijo sobre la modificación previsional votada en el Congreso, en medio de violencia y represión.

Hubo cacerolazos en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires.
Hubo cacerolazos en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires. Foto:Twitter @espopularok

1. La reforma previsional es un proyecto impopular, tal vez el más impopular de este gobierno. Sí.

2. El Gobierno mintió en la campaña y eligió no hablar de estas reformas en la campaña. Totalmente.

3. La reforma le recorta el porcentaje de aumento a los jubilados respecto de la fórmula actual. Sí.

4. El FMI y la OCDE recomiendan este tipo de formulas de ajuste de jubilados. Sí.

5. Es un saqueo brutal. No. Garantiza una suba algo por encima de la inflación.

6. El sistema jubilatorio tiene problemas de fondo como en todo el mundo por cambio demográfico y tecnológico, sí.

7. El bono compensa todo el cambio de fórmula. No, ni cerca: serán $ 700 contra $ 5 o $ 6 mil en el año (si lo hiciera, es cierto, anularía el objetivo de la ley).

8. El bono compensa todo el empalme de cambio de fórmula. No, apenas la mitad o un tercio, según el caso. Algo así como $ 375 (para los jubilados con moratoria) o $ 700 (para el resto que gane menos de $ 10 mil) sobre 1500. Para los beneficiarios de AUH es $ 400.

9. El bono es un pago por única vez para dar una señal política. Sí.

10. El bono compensador es baratísimo contra lo que ahorra al fisco la reforma. Sí. $ 4 mil millones contra $ 100 mil millones de ahorro para el fisco.

11. El proyecto es clave para el acuerdo con los gobernadores, más que para bajar el déficit. Sí.

12. El Gobierno quiso sacar de arrebato y a lo guapo un proyecto hipersensible y delicado. Sí.

13. Apurar un debate así quita la opción de sumar alternativas, como la de indexar según canasta de jubilados o medicamentos. 100% sí.

14. El diputado Juan Pereyra, de Córdoba, dijo “poco morfe” y fue un momento increíble. Sí. Es increíble que sea diputado. Tal vez.

15. El jueves hubo más represión descontrolada que ataque al Congreso. Sí.

16. El lunes hubo más vandalismo de izquierda tarada y cobraron los policías hasta que al final se desataron como siempre e hicieron barbaridades, sí.

17. Los cacerolazos son una genuina expresión de que el proyecto genera más rechazo del que el Gobierno dice que genera. Totalmente.

18. Los diputados opositores, en su mayoría, salvo Felipe Solá y algún otro, se hicieron los boludos y hablaron más de represión y no repudiaron a los violentos. Sí. Muchos encerrados en un morral mental. Seguramente.

19. Pegarle a Julio Bazán y otros periodistas es una hijaputez, sí, sin lugar a dudas. Patear en el piso a un policía, también.

20. Que un policía rocíe con gas pimienta a un tipo a la pasada, es una hijaputez tremenda viniendo de una fuerza del Estado. 100% sí.

21. Algunos en la oposición juegan con el fantasma de 2001. Sí.

22. Algunos prefieren que haya disturbios a una mala ley aprobada con debate y manifestaciones pacíficas, pareciera que sí.

23. Las movilizaciones pacíficas y los cacerolazos mientras el Congreso funciona y vota, son de lo más democrático. 100% sí. Por más de eso. Fin.