COLUMNISTAS

Alto impacto para la política argentina

PERFIL COMPLETO

Escribo esta columna siendo las 0. 15 de hoy lunes. Hubo que esperar más de seis horas luego del cierre de los comicios para tener datos oficiales. ¡Qué anacronismo! ¿Deberemos esperar muchas más elecciones para cambiar este sistema de votación?

A esta altura del escrutinio asistimos a un hecho de alto impacto en la vida política de la Argentina: habrá segunda vuelta. Daniel Scioli lo anticipó a las diez de la noche, al lanzar su campaña con vistas al balottage. Lo hizo con un discurso malo, repetitivo y sin ningún atractivo. Fue casi el mismo discurso que pronunció en el acto de cierre de campaña el jueves pasado. Supuestamente, el objetivo era convencer a los independientes e indecisos para que lo votaran. Si no tuvo éxito entonces, ¿por qué habría de tenerlo ahora? El anuncio de medidas como el aumento del mínimo no imposible parta los trabajadores impresionó como una medida desesperada. Es evidente que las encuestas reales le estaban marcando al candidato oficialista que algo no andaba bien. Encima, su compañero de fórmula, Carlos Zannini, no le sumó un solo voto y el gabinete que anunció, tampoco. Por otra parte Aníbal Fernández ahuyentó a muchos votantes y el excesivo protagonismo de Cristina Fernández de Kirchner, también. Está claro que muchos de los que en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) sufragaron por Julián Domínguez huyeron del oficialismo huyeron del FpV antes de votar por el  actual jefe de Gabinete huyeron del oficialismo.
 
El voto adverso al Frente para la Victoria en muchas intendencias bonaerenses fue una muestra del estado en que se encuentra la provincia y el hastío de la gente con una concepción y un estilo de ejercicio del poder basado en el clientelismo, la prepotencia y la corrupción. La imagen de María Eugenia Vidal fue la contracara perfecta de esos males. Su notable performance  es el dato más  sorprendente de la elección que implica también un serio traspié para Scioli.
 
El doble discurso también perjudicó al candidato del FpV. Un día era un kirchnerista duro y otro, un manso cordero que irradiaba ondas de amor y paz.
A Sergio Massa se lo devoró el “voto útil” al que apeló descarnadamente el candidato de Cambiemos en los últimos diez días de campaña.
Junto con Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, surgen también al podio de los ganadores el presidente de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, y la diputada Elisa Carrió. Esta victoria le permite a Sanz consolidar su liderazgo dentro de su partido. La consagración de Gerardo Morales como gobernador electo de Jujuy tiene asimismo dimensiones nacionales. Es también una demostración de que la unión entre Cambiemos y UNA –la estructura partidaria de Sergio Massa- ha sido un factor de triunfo.

Como decíamos más arriba, la apelación al “voto útil” que hizo Macri resultó ser una de las claves para llegar al balottage. Habrá que otros elementos despliega en su intento por ganarlo.



ncastro