COLUMNISTAS LOGICAS

Amados ángeles

Leo, en la página de internet de un diario, y sin atender mucho a los detalles del procedimiento (gestores, papeles, certificados), la explicación de un periodista acerca de las razones por las cuales Amado Boudou es inocente de la responsabilidad que una causa judicial le atribuye en la venta o traspaso de un automotor que hace muchos años tuvo a nombre suyo y de su ex esposa.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com Foto:Perfil.com

Leo, en la página de internet de un diario, y sin atender mucho a los detalles del procedimiento (gestores, papeles, certificados), la explicación de un periodista acerca de las razones por las cuales Amado Boudou es inocente de la responsabilidad que una causa judicial le atribuye en la venta o traspaso de un automotor que hace muchos años tuvo a nombre suyo y de su ex esposa. El periodista asevera que la causa es ridícula y se trata de otro episodio más, típico de la persecución tramada por el macrismo vía judicial contra las figuras del kirchnerismo. Boudou, dentro de esa trama, es castigado por su atrevimiento al haberle propuesto a Cristina la estatización de las AFJP.

Inmediatamente después, también por internet, abro la página de otro diario y leo, sin atender mucho a los detalles del procedimiento (gestores, papeles, certificados), la explicación de otro periodista acerca de las razones por las cuales Amado Boudou es culpable respecto de la operación de venta o traspaso del automotor: Boudou es el único beneficiario del procedimiento fraudulento, y si bien la causa es insignificante en términos

económicos (falta que diga: un autito de morondanga que hoy por hoy ya debe estar desguazado en algún desarmadero clandestino), las condiciones delictivas de su posterior paso estelar por la función pública hasta llegar a la condición de vicepresidente estaban prefiguradas por esa pequeña truchada inicial, que lo habilitaría, en un work in progress, a la gran truchada maestra de pretender apoderarse de

Ciccone.

¿Es posible que, así como una partícula puede estar en todos los puntos del espacio al mismo tiempo, una causa sea absurda y pertinente, un hombre público culpable e inocente? Lo curioso es que para extraer sus conclusiones antagónicas cada periodista omita los datos que permitirían explicar los hechos. Quizá porque sus premisas iniciales presuponen una convicción previa.

La lógica de toda verdad es un campo de operaciones donde los antagonistas del juego se aplican a suprimir, mutilar o deformar los datos de una realidad que no debe ser discriminada. Y un lector no puede conocer nada de esa verdad, a lo sumo tomar partido por alguna de las formas del periodismo militante que es la regla mayoritaria de estos tiempos, porque después de la lectura de una noticia viene otra. Y otra. Y al final la nada de esa verdad ya no nos importa.



Temas: