COLUMNISTAS CON AGENDA ACTIVA


Angel Mahler prioriza el arte a la ‘grieta’ cultural

Para el productor teatral la cuestión artística está por encima de la llamada 'grieta'.


Foto:Facebook
La grieta es un concepto impuesto por un conocido periodista y replicado por muchos otros, para simbolizar la división ostensible entre dos pensamientos antagónicos. Dos posturas para pararse ante el mundo y definir respectivos conceptos de país. Dos visiones que determinaron un ballottage fragmentado en un 51% y un 49%.

A siete meses de la instalación de uno de esos paradigmas en  la Casa Rosada, el concepto de “grieta” igual sigue vigente cuando algunos funcionarios, en su afán por exhibirse o sacar pecho, disparan frases para activar esa división.

Uno de estos personajes es Darío Lopérfido quien entonces como el secretario de Cultura de la Ciudad y director del Teatro Colón, se hizo de conceptos que llevaron a que una gran porción de la comunidad artística nacional –sostenida por figuras  internacionales– promoviera su renuncia. Finalmente, y después de tomarse un tiempo para cavilar, Horacio Rodríguez Larreta le pidió la renuncia a principios de julio.  

La vacante que dejó en la secretaría de Cultura –Lopérfido mantiene su cargo en el Colón– recayó en Angel Mahler, socio artístico histórico de Pepe Cibrián.

De gira local. En la semana que pasó, Mahler hizo gala de que para él la cuestión artística está por encima de la llamada “grieta”. Y no tuvo reparos en asistir a las funciones de dos obras en la que sus protagonistas apoyaban la renuncia de Lopérfido.

Así se lo vio en el Regio, donde Rita Cortese, Virginia Inocenti y Graciela Duffau, entre otras, interpretan la obra Doña Rosita la soltera. Y también el pasado viernes estuvo en el Molière donde Guillermo Fernández es el protagonista de Gardel.

Redacción de Perfil.com