COLUMNISTAS OPINIÓN

Ataquen al profeta argentino

A una semana de los carteles anti- Francisco que empapelaron Roma, un nuevo, audaz y cobarde ataque se llevó a cabo en el seno mismo de la Curia vaticana.

Falsa tapa. Sectores ultraconservadores de la Curia critican al Papa hasta con un “doble” del diario oficial vaticanista.
Falsa tapa. Sectores ultraconservadores de la Curia critican al Papa hasta con un “doble” del diario oficial vaticanista. Foto:cedoc

“Bienaventurados ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma…” (San Mateo, capítulo 5) son palabras de aliento y de advertencia que siguen resonando desde el corazón mismo del evangelio. Pertenecen a las Bienaventuranzas de Jesús, esas que el papa Francisco llamó “el carné de identidad del cristiano”.

A una semana de los carteles anti- Francisco que empapelaron Roma, un nuevo, audaz y cobarde ataque se llevó a cabo en el seno mismo de la Curia vaticana. Esta vez, un falso L’Osservatore Romano, el diario oficial de la Santa Sede, fue distribuido en forma anónima por correo electrónico a cardenales y otros prelados. El título saliente “¡Ha respondido!”, hace mención a supuestas respuestas del Santo Padre a las cinco “dubias” desafiantemente imperativas e increíblemente hechas públicas por cuatro cardenales ultraconservadores. Los purpurados Carlo Caffarra, Johachim Meisner, Raymond Burke y Walter Brandmueller formularon ese interrogatorio al Papa Bergoglio en relación a la comunión para los divorciados vueltos a casar, contenidas en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia (“La alegría del amor”).

Haciendo uso del mismo capítulo 5 del evangelio de Mateo citado, “Cuando ustedes digan sí, que sea sí, y cuando digan no que sea no”, estas falsas respuestas del Pontífice son respondidas por él con un ambiguo “Sí y No” redactadas en un deliberadamente sarcástico latín medieval Sic el Non. Además, a continuación de esas “respuestas” se extraen supuestas “explicaciones” que en general contienen expresiones y respuestas de Francisco tomadas fuera de contexto y lejos del tema en cuestión.

Además de esas “respuestas”, en esta falaz página con la estética del periódico oficial vaticano en forma de archivo pdf, se citan maliciosamente a personas del círculo íntimo del Papa. Por ejemplo, se le hace decir al cardenal Walter Kasper que “confesar de rodillas es un poco incómodo, pero ésta es la única posición correcta en la que uno puede leer estas respuestas tranquilizadoras”.  También se cita al jesuita Antonio Spadaro, bajo el título “Después de estas respuestas 2 + 2 da 5”, haciendo alusión y obviamente tomando fuera de contexto un mensaje de Twitter que el editor en jefe de la “Civiltá Cattolica” publicara el 5 de enero de este año. Pero la satírica cobra ribetes de pésimo gusto, como la muerte de Pio Vito Pinto luego de leer estas respuestas. No faltaron también sarcásticos y falaces artículos de una prestigiosa y frecuente columnista del L’Osservatore Romano en temas de la mujer en la Iglesia, como lo es Lucetta Scaraffia.

Los ataques al Papa argentino desde dentro de los sectores ultraconservadores se han multiplicado y es muy probable que lo seguirán haciendo. Seguramente se realizarán investigaciones dentro de la Secretaría de Estado Vaticano para conocer el origen y los promotores de esta brutal campaña anti-Francisco. Pero estos hechos nos deberían llamar a la reflexión y a una adecuada comprensión de los hechos y los tiempos.

Esta es una de las tantas batallas que el Papa Bergoglio está enfrentando a nivel mundial por su valentía de renovar la Iglesia Católica de sus corrupciones morales y económicas. Hay otras tantas provocadas por su lucha quijotesca y solitaria contra toda clase de esclavitud, explotación y pobreza extrema, frente a un mundo que parece cerrarse entre muros exclusivistas y en silencio frente al avance de poderes económicos al servicio de la muerte.  

La “bienaventuranza” citada al inicio concluye diciendo “…de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron”.Francisco es una voz profética mundial, un referente moral que a sus 80 años da pelea con el evangelio de Jesucristo en la mano a esos poderes opresores.

Creo que ha llegado la hora que sus compatriotas, alejándose de todo “chiquitaje” de política menor sin ninguna oficialidad, entendamos de una vez los tiempos que nos tocan vivir y el profundo significado de su permanente pedido “Recen por mí”. ¿Estaremos a la altura de este profeta argentino?


*Editor para Argentina de L’Osservatore Romano, cuya tercera edición saldrá el sábado 18 con PERFIL.



Marcelo Figueroa