COLUMNISTAS 20 AÑOS

Cabezas: Lo que no se podía o quería mostrar ni contar de Yabrán

El empresario construyó un enorme poder de la mano de políticos y fuerzas de seguridad. Pero algunos sectores periodísticos también lo acompañaron.

PERFIL COMPLETO

Tiempo después del crimen del reportero gráfico, Yabrán posa con un volante en la Casa Rosada.
Tiempo después del crimen del reportero gráfico, Yabrán posa con un volante en la Casa Rosada. Foto:Cedoc.

Típico del trabajo periodístico, los aniversarios nos sirven de excusas válidas para volver sobre personajes, temas, problemáticas. Ayer se cumplieron 20 años del brutal crimen de José Luis Cabezas, reportero gráfico de Noticias. Y la semana se inundó de recuerdos, homenajes y reflexiones. Sobre una de estas últimas quiero detenerme, porque cuestiona el rol del periodismo.

Gustavo González, exdirector de Noticias y actual presidente de Editorial Perfil, planteó que podía resultar tranquilizador decir que a Cabezas lo mató una banda de forajidos patrocinados por el empresario Alfredo Yabrán, pero que en realidad éste había construido un poder sin control de la mano de militares y políticos y con la anuencia de sectores eclesiásticos y hasta periodísticos.

Se señala allí que otras redacciones más poderosas en recursos humanos y económicos que Noticias podrían haber investigado a Yabrán, con la hipótesis de que eso hubiera evitado acaso que el empresario se sintiera tan impune. Yo estaba en una de esas redacciones. Y, efectivamente, era imposible investigar a Yabrán. Tanto, que siguió siendo difícil aún después del asesinato de Cabezas.

Acompaña este texto un pequeño botón de muestra, que mantengo en mi poder desde hace dos décadas. Es la carta que le envió Yabrán, con firma y todo, a la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble, por una nota de mi autoría que lo involucraba con el negocio de la renovación de los DNI.

Ahí, obviamente, Yabrán desmentía todo y repetía su relato de que era víctima de un ataque sistemático a su persona y de una manipulación de la opinión pública.

Nunca supe (esas cosas en Clarín nunca se saben) si Herrera de Noble o alguien en su nombre le respondió a Yabrán, que se suicidaría un año después. Sólo sé que esa carta nunca se publicó. Y que no pude escribir más sobre el tema.


(*) Jefe de Redacción de Diario Perfil.