COLUMNISTAS ARCHIVOS

¡Camaradas, uníos!

PERFIL COMPLETO

La noticia corrió como un reguero de pólvora. Recibí el primer aviso del Instituto de Filología Hispánica de la UBA. La Academia de Ciencias de Hungría habría decidido cerrar el Archivo Lukács que de ella depende y se nos convocaba a escribir a esa remota institución para manifestar nuestro desacuerdo.

El rumor revela un gesto de barbarie tan incomprensible que me apresuré a investigarlo. La única nota apareció en la revista danesa Modkraft.
Lukács fue uno de los filósofos más importantes del siglo XX, y en el ámbito de la estética estableció parámetros de pensamiento de un alcance ciclópeo (cuyos corolarios, sin embargo, no comparto).

En Facebook, la página de Marxismo Crítico repite la petición y agrega una dirección de gmail y un texto modelo para mandar la enérgica protesta para (cito el comentario de un fan) “salvar el archivo Lukács de la furia anticomunista e inculta de la Hungría del neoliberalfascista y antisemita Orbán, apañado por la UE”.

¿No será mucho, doctor? En el sitio Peticiones24.com ya hay 6.484 preocupados (incluyéndome) que hemos firmado la carta en ocho lenguas. Si uno quiere, puede pagar para que la petición sea más visible.

Un italiano dice en su blog que recibió un correo de un francés, Vincent Charbonnier, que le decía que Antonino Infranca le había asegurado que “L’Archivio Lukács chiude!”, y que un hispanoparlante le prometió que “este chico” Matteo Gargani iba a alertar a la Lukács-Gesellschaft, que emitió un comunicado de prensa en conjunto con el Lukács-Institut de la Universität Paderborn el 10 de marzo.

Yo escribí a la Academia Húngara, y me contestó Mária Székely. El Archivo no cierra, sino que será trasladado del antiguo piso de Lukács a dos dependencias de la ACH: el nuevo edificio para Humanidades y el Departamento de Manuscritos de su Biblioteca.



dlink