COLUMNISTAS TODAS LAS VOCES

‘Caras y Caretas’, de Roca a Fontanarrosa

.

Llevar sobre las espaldas el peso de más de cien años de vida no es una tarea sencilla en ningún caso. Mucho más cuando de lo que se trata es de seguir expresando el singular e irrepetible espíritu de la revista más relevante de nuestra historia contemporánea.

José S. Alvarez, o Fray Mocho, como lo ha inmortalizado su seudónimo y su inimitable creación periodística: la revista Caras y Caretas ocupa el lugar más alto en el parnaso periodístico nacional. Nacida el 8 de octubre de 1898, Caras y Caretas revolucionó el mercado editorial de entonces. Muchas publicaciones la imitaron, pero ninguna la superó ni la sobrevivió. El secreto de su éxito fue contar con las más destacadas plumas de la época, los ilustradores más creativos, los mejores fotógrafos, y la dirección de un hombre de talento excepcional.

La conjunción de estos factores hicieron de aquella portentosa publicación un clásico que desde hace más de cien años viene dando cuenta, en distintas etapas, de la actualidad nacional e internacional y de las principales tendencias de la sociedad y la cultura.

En 2005, la revista comenzó una nueva etapa. Dirigida por el historiador Felipe Pigna y la periodista María Seoane, la revista recuperó el esplendor periodístico y editorial de sus mejores tiempos. Desde entonces Caras y Caretas fue la nave insignia de un proyecto de vasto alcance cultural impulsado por la Fundación Octubre Trabajadores de Edificios, que hoy ha derivado en el espacio multimedia del Grupo Octubre.  Aunque siempre estuvo presente en la memoria de los argentinos, Caras y Caretas modificó su forma de circulación y contenidos editoriales de acuerdo con las etapas del país que le tocaba vivir. Desde fines  del año pasado, la revista volvió a los quioscos, asociada en su perfil y circulación con el diario Página/12. De ahí en adelante, mes a mes, sus páginas analizan en profundidad temas que tienen que ver con el poder, los modelos económicos, los medios de comunicación, la cultura, y por supuesto la vida de los  hombres y mujeres que han protagonizado y son protagonistas de nuestra historia. Las temáticas han transitado desde abordar la irrupción de Trump en el mundo, a la historia de las Madres de Plaza de Mayo; de los cuarenta años del asesinato de Rodolfo Walsh, a explorar el oculto otro yo de Juan Bautista Alberdi; de recuperar la vida de lucha de Agustín Tosco, a sumergirse en el fenómeno Rolling Stones.

El último número es un homenaje  al formidable Negro Fontanarrosa, una de las figuras descollantes del humor, de la historieta, y también de la literatura nacional, por ende de la cultura de nuestro tiempo. Desde la tapa queda bien en claro que el fútbol y Rosario Central fueron dos de sus grandes pasiones. Los recuerdos de Daniel Divinsky, su editor, y la entrevista a Miguel Rep, resultan notas imperdibles para acercarse a la intimidad del notable artista rosarino. El próximo número de Caras y Caretas estará dedicado al General José de San Martín, como siempre desde una  perspectiva y una óptica incisiva y singular, alejada de clichés y lugares comunes.

Caras y Caretas aspira a ser una revista de profundidad. Que critique para unir; que debata para entender; que piense colectivamente para avanzar; que sienta y haga sentir que nada de lo humano nos es ajeno. Y pueda ejercer el derecho de batallar por una comunicación veraz y reflexiva que mejore la vida de los argentinos.

*Director Grupo Octubre.