COLUMNISTAS LA CLASE MEDIA, BENEFICIADA

Con Ganancias, habrá un ‘veranito’ en marzo, en un año difícil para el consumo

PERFIL COMPLETO

Como solía hacer Cristina Kirchner, el gobierno de Mauricio Macri intentará poner “toda la carne al asador” en marzo, el mes en que el consumo podría tener “un veranito” gracias al impacto de los cambios en Ganancias, las subas en jubilaciones y planes sociales y la entrada en vigencia de algunas paritarias. Sin embargo, no alcanzará a revertir un año difícil para el bolsillo.
La devaluación de diciembre impactó con fuerza en los precios, que saltarían casi 12% en un trimestre. A la tendencia se sumará el próximo mes el impacto de la suba de tarifas de luz, prepagas, canasta escolar, naftas y el aumento de peajes que ya tuvo lugar.
Para reducir el golpe al consumo que ocasionarán las subas y en la antesala de paritarias, el gobierno puso en marcha una serie de anuncios para volcar más dinero a un sector de los asalariados y también a través de aumentos de asignaciones y jubilaciones.
El total que se volcará para impulsar el consumo asciende a $ 77.800 millones, ya que el Estado volcará unos $ 28.800 millones por jubilaciones y asignaciones, mientras que por el alivio en el impuesto a las ganancias -que alcanza a sólo 180.000 personas- resignará otros $ 49.000 millones.
“El total volcado será un alivio para algunos sectores de la sociedad, pero no alcanzará para revertir la pérdida de poder adquisitivo, especialmente en los niveles medios que no estaban alcanzados por Ganancias y sentirán un alto impacto”, apuntó Marina dal Poggetto, directora del Estudio Bein & Asociados, que agregó que se espera que consumo se retraiga en marzo.
Sandra Dalinger, gerenta de márketing de CCR, señaló que se espera que este semestre se registre una caída de consumo, pero no se espera que sea tan drástica como los primeros meses que siguieron a la devaluación de 2014. “En aquella oportunidad, los planes de cuotas desaparecieron, mientras que ahora todavía están vigentes aunque un poco más acortados”, comparó la especialista que destacó que “ayuda Ahora 12 y Precios Cuidados, pese a que tiene menos productos”.
De acuerdo con el análisis de la consultora, el escenario de consumo retraído se explica a partir de una conducta precavida por parte de las familias. “Se observa una marcada tendencia a comprar en comencios mayoristas, sin importar la lejanía o demora que pueda comprender una compra de ese tipo”. Las personas programan los días para buscar mercadería, recorre más lugares antes de tomar una decisión y es menos fiel a las primeras marcas, todas tendencias que ya se observaban el año pasado y que ahora se consolidan y extienden a un mayor número de personas

P. Q.