COLUMNISTAS COPA DAVIS


Corazon valiente en Escocia

El equipo argentino saco pecho y se puso 2-0 ante gran bretaña en la semifinal. un historico triunfo de del potro ante murray en cinco sets empezo el dia, Y pella puso la frutilla. Hoy a las 10, el turno del dobles.

Grito de guerra. A la izquierda, Delpo grita con furia.
Grito de guerra. A la izquierda, Delpo grita con furia.
Foto:Cedoc Perfil
Si la vida no es lo que se vive, sino lo que se recuerda, como decía García Márquez, dentro de algún tiempo Juan Martín del Potro y Guido Pella tendrán que ubicar este 2016 en un lugar especial, casi como un hito entre sus momentos deportivos. Porque el tandilense logró ayer el triunfo que le faltó el mes pasado, en esos días inolvidables de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde se quedó con la medalla de plata tras perder con Andy Murray, al que esta vez superó en su tierra, ante su gente y en cinco sets –6-4, 5-7, 6-7 (5), 6-3 y 6-4– para darle el primer punto a la Argentina. Y porque, después de ese festejo, Pella tuvo acaso el mayor triunfo de su carrera: asumió la presión que significaba el partido y le ganó a Kyle Edmund por 6-7 (5), 6-4, 6-3 y 6-2 para dejar 2-0 la semifinal ante Gran Bretaña.

Glasgow, desde ahora, será la ciudad de los sueños para el equipo argentino de Copa Davis, que quedó a un paso de una nueva final. A un paso, otra vez, de intentar terminar con uno de los mayores estigmas del deporte nacional: la bendita Ensaladera de Plata, nunca levantada por manos argentinas, a pesar de haber llegado a cuatro instancias decisivas (en 1981, 2006, 2008 y 2011).

Si bien el mérito, como en toda disciplina individual, es casi exclusivo de los que estuvieron en la cancha –Del Potro y Pella–, en este caso hay que agregar al capitán argentino, Daniel Orsanic, quien tomó una decisión estratégica y quizá determinante para el desarrollo de la serie: eligió enfrentar a Del Potro (64 del mundo) con el actual campeón olímpico en el primer día de competencia. El resultado de este arriesgado movimiento de fichas fue inmejorable: el tandilense brilló y ganó luego de batallar más de cinco horas, en lo que representó una revancha rápida de lo que había sucedido en Río de Janeiro.

Orsanic podría haber reservado a Del Potro para el dobles de hoy –menos cansador que un singles frente al número dos del ranking– y apostar por él para el domingo, pero decidió arriesgar desde el principio. Primer acierto. El segundo fue haberse inclinado por Pella en lugar de Federico Delbonis, con más experiencia pero menos presente, según el entrenador.

Con esta ventaja impensada, Argentina se aseguró que Del Potro tenga la chance de cerrar la serie en un hipotético quinto punto ante la segunda raqueta británica. Pero si algo remarca Orsanic cada vez que habla, es que él piensa las series “día a día”. Y el calendario, ahora, le propone tomar otra decisión: definir si apuesta por su pareja ideal en el dobles, integrada por Del Potro y Leonardo Mayer, o si, como dispuso para el sorteo, es Delbonis quien acompaña al correntino (ver aparte).

Como para certificar que volvió al circuito luego de sus operaciones en la muñeca, en los últimos dos meses Del Potro le ganó a Novak Djokovic (1), a Stan Wawrinka (3), a Rafael Nadal (4), a Dominic Thiem (10) y ahora también a Murray. Frente al escocés tuvo el mérito de ser constante y paciente para construir una victoria que tambaleó cuando quedó dos sets a uno abajo, pero que logró reponer basándose en su saque, su drive y algunos passing shots exquisitos (como con el que logró un quiebre en el último set).

La dimensión del triunfo ante Murray puede eclipsar lo que hizo Pella, que jugó como si fuese un experimentado en la Davis: hizo prevalecer su zurda y no flaqueó en el cierre de los sets. Con eso, convirtió su partido en un momento imborrable.

El dobles puede definir la serie
El tercer punto de la semifinal ante Gran Bretaña, hoy a las 10, pasó de ser decisivo a importante. Porque eran pocos los que vaticinaban que la serie iba a estar 2 a 0 a favor de Argentina. Sin embargo, el partido puede sellar el pase a la final del equipo nacional, o demorar su resolución hasta mañana.
Daniel Orsanic seguramente preserve a Juan Martín del Potro para mañana por dos razones: por el desgaste que tuvo frente a Murray ayer, con el que lidió más de cinco horas; y para que llegue descansado a un eventual quinto punto contra el segundo tenista británico. Por todo eso, aunque no lo confirmó, el dobles argentino estaría integrado por el correntino Leonardo Mayer y Federico Delbonis.
Del otro lado tampoco hay certezas: Andy puso en duda su presencia en el dobles, luego de su derrota contra Delpo. “No sé en qué condiciones estaré, nunca había jugado un partido tan largo. Recién cuando me levante tomaré una decisión”, dijo.
Gran Bretaña es claro favorito por contar con él y con su hermano Jamie, cuatro del mundo en la especialidad y ganador del último US Open.