COLUMNISTAS DESFASAJES

Cuentas mal cerradas

.

Cuando las palabras y los dichos fallan en su afán por reseñar la realidad, allí deberían quedar al menos los números. Pero los números también son subjetivemas.

Los medios se ensañan con el Indio Solari. Muchos músicos se prestan (éticos o envidiosos) a esta condena; sus motivos van desde la ambición de Solari hasta su también supuesta enfermedad. Poco aparecen en estos análisis y opiniones caseras las descripciones emocionantes de quienes estuvieron en el concierto y lo recuerdan como algo único en la vida. Eso no es cuantificable. Algunas de estas descripciones subjetivas han sido presentadas como “la voz de los sobrevivientes de Olavarría”, es decir, como aquellos de entre los 299.998 que no murieron en el concierto. Los números son astronómicos pero no del todo irracionales: si usted junta 300 mil almas (más o menos la cantidad de habitantes de la provincia de Santa Cruz y sus turistas provisorios) es absolutamente seguro que dos o muchos más de ellos mueran o estén a punto de morir irremediablemente por inesperadas o esperables razones. Es mera estadística y es verificable.

Quizás se esconda –detrás de esta manera de abordar la catástrofe de Olavarría– la misma propaganda de siempre: la idea de que juntarse es peligroso, de que celebrar la música es poco propicio y –de yapa– que todo emprendimiento con algo de sabor anarco es mera codicia. La fábula de muerte con telón de rock de fondo es muy útil a planes más intrincados.

Otro ejemplo numérico inquietante son las cuentas que sacó Michetti sobre los sueldos docentes. Afirmó que si ella ganara $ 9 mil no haría paro. ¿Dónde está parada la vicepresidenta? Perdón, no me contesten. Un colegio privado cuesta por mes entre $ 6 mil y $ 9 mil. Es decir que ella viene a demostrar –por ejemplo– que ningún maestro sería capaz de mandar a sus propios hijos a un colegio privado. ¿Por qué señala con el dedo el rico a las opciones de miseria que les tocan a los otros y las juzga como si supiera? Michetti es rica: cobra $ 160.622 por mes, así que me parece poco preparada para responder en serio cuáles serían sus opciones de paro si ganara $ 9 mil.

Esta semana los diputados se autosubieron el sueldo, creo que en un 47%. Eso está muy por encima de ese esfuerzo que el Gobierno le está pidiendo a la gente.

Si los números pueden ser tan subjetivos como las palabras, entonces toda matemática es una aberración. Es cómico pretender fundar algún país sobre este desfasaje y sobre esta hipocresía.