COLUMNISTAS DEFENSOR DE LOS LECTORES

Duhalde y sus fantasmas

PERFIL COMPLETO

Siempre es atractivo, diría que muy seductor, tener títulos fuertes que aseguren consecuentes rebotes virales en otros medios y en las redes sociales para amplificar el alcance de lo que un medio publica. En verdad –y no hay excepciones–, todo lo que se expone ante la opinión pública en un medio persigue como objetivo llegar a la mayor cantidad de gente posible. Y si es una primicia, mejor aún.

Esto es así y no merece cuestionamientos salvo, claro está, que lo publicado con impacto seguro tenga suficiente sustento y no quede expuesto a la duda o –peor– a la escéptica mirada de los lectores exigentes.

Toda esta introducción viene a cuento por una entrevista publicada ayer por PERFIL en su página 22, llamativa por su título (“Duhalde negocia con los candidatos una nueva reforma de la Constitución”) y por quien firma tal entrega, la periodista Gloria López Lecube, reciente panelista –además– en el polémico programa Intratables, que emite el canal América.

Según explica la bajada del título, (el ex presidente Eduardo Duhalde) “dice que habló con ‘todos’ los postulantes y ‘están de acuerdo’”. Y agrega: “Propone limitar el poder presidencial y eliminar la Jefatura de Gabinete”.

Tratándose de uno de los más veteranos políticos peronistas, personaje polémico si los hay en la historia argentina de los últimos treinta años (ex gobernador bonaerese, vicepresidente de Carlos Menem en los 90, cacique casi indiscutido de los intendentes del Conurbano, hacedor de la candidatura presidencial de Néstor Kirchner, con claroscuros aún indefinidos), tales afirmaciones convocan la atención del más distraído. Se supone, entonces, que el texto ampliará esos conceptos y los enriquecerá con mayor y más precisa información. Pues no: la autora dice que el entrevistado asegura que “el pacto es secreto”, y no profundiza en los nombres de quienes, supuestamente, comparten los criterios enunciados por Duhalde, un dirigente que últimamente habla muy poco y sólo sale a la luz cuando a él le interesa exponerse.

¿Quiénes son sus interlocutores, entonces? El lector se hará esta misma pregunta sin hallar respuestas, porque no las hay. Ni la autora de la nota ni miembro alguno de la sección Política ahondan en el asunto. Ni siquiera hay un párrafo en toda la página dedicado a explicar que PERFIL buceó en esas incógnitas consultando a los interesados (todos los potenciales candidatos presidenciales, que no son tantos). “Este pacto cerrado lo están estudiando todos los candidatos, pero en silencio”, dice Duhalde. Un silencio atronador, de tan silencioso que es.

Darle visibilidad a un personaje –sea político, artista, deportista, empresario, en suma, cualquiera que busque promoción o exhibición en determinado momento– es una técnica clásica del marketing y de los expertos en comunicación. Sólo hay que buscar un título gancho y emparentarlo con el protagonista en cuestión. Tal vez Duhalde haya dicho la verdad, pero para un diario de la seriedad que pretende PERFIL no es suficiente con exponer sus ideas: es preciso darles una sustentable base de credibilidad. Si fuese un tema menor, tal vez pasaría inadvertido. Pero es un tema mayor: la Constitución Nacional.

Foto repetida. En el diario del sábado 27 de julio se deslizó un error por sobreabundancia, si queremos darle una definición chacotona. En las páginas 32 (Internacionales) y 37 (Ideas) se publicó la misma fotografía de la agencia AFP mostrando aprestos bélicos en relación con el conflicto israelí-palestino. La consulta entre secciones cuando se eligen imágenes para ilustrar es indispensable para evitar estas equivocaciones de edición.

En relación con la dramática actualidad en el Medio Oriente, debo señalar que la selección de las cartas vinculadas con el tema demanda una mayor atención que lo habitual, para evitar que lectores sensibilizados en una y otra posición puedan sentirse agraviados. En el correo de hoy, se pueden ver dos cartas con opiniones contrapuestas. Una tercera, de un lector que ya expuso sus ideas la semana anterior, quedó fuera por reiteración de argumentos.  

Paro docente. En la página 38 del diario de ayer, un suelto a una columna lleva por título “Un gremio de docentes porteños planea paro”. Considerando que mañana interrumpirán sus tareas los educadores de la provincia de Buenos Aires (casi en su totalidad) y que los reclamos de los gremios afines motivarán una marcha convocada por sindicatos bonaerenses, de Salta, Jujuy, Corrientes y Chaco, resulta, al menos, mínimo anunciar en el título que una de las muchas  organizaciones capitalinas (Ademys, docentes secundarios y superiores) planea parar para asistir a esa marcha.



Julio Petrarca