COLUMNISTAS


El 78% de los empleos se concentra en sólo ocho carreras

Un reciente informe demuestra que muy pocas profesiones aglutinan la salida laboral de los jóvenes graduados. Contador Público, Administración de Empresas y Sistemas están en el podio.

PERFIL COMPLETO

El mercado y la universidad parecen ir por veredas opuestas en Argentina. Esa es la conclusión principal que evidenció el estudio realizado por la Facultad de Ciencias Económicas y
Empresariales de la Universidad Kennedy, el cual arrojó que el 78% de la demanda laboral se concentra en ocho profesiones, encabezadas por Contador Público,
Administración de Empresas y Sistemas.
No sólo el estudio evidencia una concentración de la demanda laboral en ocho carreras: Contador Público, Administración de Empresas, Sistemas, Ingeniería, Medicina, Economía, Recursos Humanos y Marketing, sino que el informe titulado “El mercado laboral de los profesionales universitarios en Argentina” arroja otro dato alarmante: la oferta de graduados no se condice con las necesidades que evidencia el mercado.
Estas conclusiones surgen del relevamiento efectuado sobre 14.382 avisos de trabajo para profesionales universitarios categorizados en 45 profesiones. Los avisos fueron recolectados durante seis meses, de junio a diciembre de 2015, a través de cuatro medios especializados en búsqueda laboral: diario
Clarín online y Empleos Clarín, Zona Jobs, Jobomas y Trabajando.
¿Por qué ocurre esto en el país? La universidad debe proveer al mercado profesionales que desarrollen al país, pensadores para el análisis social y técnicos para entender la tecnología, pero el estudio muestre que el 78% de la demanda laboral para profesionales universitarios en Argentina está altamente concentrada en pocas profesiones, exhibe una falta de coordinación entre los actores universitarios y los productivos y remarca la necesidad de que esto ocurra para que el sistema educativo y el sistema de producción se nutran mejor mutuamente.
Esta conexión es necesaria, ya sea para que la universidad forme los profesionales que mejor faciliten el desarrollo productivo, como para que el mismo sistema productivo pueda redefinirse y crecer a partir de la mirada crítica que pueda aportar el campo del conocimiento.
La demanda laboral para profesiones como Contador Público, Administrador de Empresas, Recursos Humanos, o incluso Ingeniería puede relacionarse con un proceso más general como la
agudización en la internacionalización de la economía que tuvo lugar en las últimas décadas y dio lugar a la creación de grandes empresas transnacionales que requerían un creciente control y gestión
de su organización interna y productiva.

Muchos graduados, pocos empleados. Una situación alarmante que revela el estudio de la Universidad Kennedy es que la oferta de empleo que el mercado brinda no coincide en su totalidad con la oferta de graduados existente en el país, en comparación con las tasas de graduación de las carreras universitarias.
Es que los últimos datos oficiales arrojaron que las carreras universitarias con mayor cantidad de graduados son Derecho, Contador Público, Administración, Ingeniería (todas las orientaciones excepto en Sistemas), Enfermería y otras paramédicas, Medicina, Psicología y
Arquitectura.
De ahí que los graduados de carreras como Derecho, Psicología y Arquitectura tienen poco peso en lo que se refiere al mercado de trabajo ofrecido en las fuentes de información utilizadas, o bien se desempeñan de forma autónoma y sin relación de dependencia.
De hecho, cientos de graduados de la carrera de Derecho de diversas universidades argentinas fueron consultados para esta investigación de la Universidad Kennedy y atribuyeron su realidad a que la competencia profesional es muy fuerte y no es fácil conseguir un buen empleo, estable y bien remunerado. Muchos siguen esa carrera por tener una dificultad mediana y permitir el acceso a otros puestos de trabajo donde no se ejerce la abogacía.
Con Sistemas ocurre como “gran inconveniente” que los estudiantes “no terminan la carrera, ya que a la mitad disponen de tres o cuatro ofertas de trabajo”, según precisaron los mismos graduados de la carrera. “Por eso, el número de egresados debería ser mucho mayor que lo que muestran las estadísticas”, completaron.
En tanto que las profesiones con más graduados y más demanda laboral son Contador Público, Administración, Ingeniería (todas las orientaciones excepto en Sistemas), Enfermería y otras paramédicas, y Medicina.
En ese sentido, el mercado hizo crecer estas carreras universitarias, pero la universidad y las instituciones educativas deberían adecuarse a esta nueva situación brindando no sólo nuevas carreras, sino también contenidos más específicos dentro de las carreras de grado

*Investigador de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Kennedy.



Ezequiel Cozza