COLUMNISTAS


El ajuste sobre los trabajadores

Las proyecciones de inflación anual superan el 40 por ciento, mientras que el promedio de las paritarias no llega al 30.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

El promedio de paritarias es hasta hoy del 29,6%, 12,6 puntos por debajo del ritmo inflacionario nacional de Elypsis y 20 de la evolución de la Canasta Básica de FIEL, ambas consultoras en absoluto opositoras. Veamos. Para comparar el alcance de las actualizaciones salariales promedio obsérvese que la  Canasta Básica Total de FIEL entre diciembre de 2015 y abril de 2016 (cinco meses) aumentó en promedio 29,73% y proyecta el 60% anual.

Por su parte, el IPC CABA elaborado por la Dirección de Estadística del Gobierno de la Ciudad proyecta una variación interanual del 40,5%.

Complementariamente, la consultora Elypsis informó que en la primera mitad del mes el IPC fue más alto en provincias en comparación con la ciudad de Buenos Aires.

La inflación en la Ciudad será de “al menos” 3%, en tanto la interanual ya acumula 42,2%, de acuerdo con el relevamiento dado a conocer hoy por la consultora Elypsis.

La entidad destacó además que, a diferencia de meses anteriores, en la primera mitad de mayo la inflación nacional fue más elevada que la registrada en la ciudad de Buenos Aires, ya despojada del efecto de los aumentos tarifarios de abril.

“La inflación interanual continúa con su tendencia creciente y se acelera. Habiendo cerrado marzo con una medición interanual de 33,4% y abril con 40,1%, nuestro último registro a un año corrido registra un aumento de precios acumulado de 42,2%”, señaló Elypsis.

Para encontrar un valor similar de inflación mensual es necesario remontarse 14 años atrás, a abril de 2002, cuando la suba de precios fue de 10,4%, en pleno proceso de ajuste inflacionario luego de la megadevaluación de la salida de la convertibilidad. Antes de eso aparece un incremento del 11,4% en marzo de 1991, lo que da una idea de la violencia del tarifazo.

Por otra parte, el cálculo del Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT Azopardo arroja que la suba de precios de abril fue del 5,02%, con un acumulado en los últimos 12 meses del 40,85%. Complementariamente, la medición elaborada por el Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT moyanista estimó que una familia tipo necesitó $ 11.832,30 para no ser pobre el mes pasado. A su vez, esa misma familia precisó $ 5.166,94 para no ser indigente.

Los datos muestran que todas las convenciones colectivas pierden frente a la variación del IPC. Así las cosas, la lógica indica que la mayoría de las paritarias sean reajustadas o reabiertas en el caso de que el convenio lo habilite, o promoverán la mayor caída del poder adquisitivo del salario formal desde el año 2003, superior al registrado en 2014, cuando los efectos de la devaluación supusieron una caída de 2 pp del promedio convencionado respecto de la evolución del IPC general.

*Director Consultora Equis.



alopez