COLUMNISTAS ELECCIONES

El macriolismo estafao

PERFIL COMPLETO

Me tiene harto Recalde. Hace dos fines de semana me dejó plantado en Tucumán, desde las 14.00 hasta las 24.00. Por un momento pensé que no llegaba a la mañana siguiente a la defensa de tesis que tenía agendada, porque el último aviso decía que el avión iba a partir a las 12.00 AM. Eso es el mediodía, no la medianoche. Pero a él todo le parece gracioso. A sus siete electores les indicó graciosamente que votaran en blanco. Por ellos, Guga no pudo ganarle a Rodríguez Larreta. Más sabios, los votantes de izquierda desoímos el mandato de nuestros candidatos propios y, por un pelo, se nos escapó el manejo (bah, el desmoronamiento) del tinglado atado con alambre de la política nacional, el macriolismo que falsifica encuestas.

Bah, que pretende falsificarlas, porque yo hace años que instruyo a mis alumnos con buenos resultados. Les digo: las consultoras cobran fortunas por encuestas cuyo principal insumo es la decisión de voto del ciudadano, al que no le dan un peso de lo que ganan. ¿Ah, sí? Entonces contestemos las encuestas mal. Digamos cualquier cosa. Y si quieren saber la verdad, que paguen. De todos modos, no diría la verdad a esa gente vil (la lacra del capitalismo, junto con los asesores de imagen), pero al menos me sentiría culpable por haberles vendido una media ilusión.

Yo tenía una ilusión entera en estas elecciones, porque había decidido votar estratégicamente, y me pareció que, siendo oriundo de la ciudad más docta de Argentina y votante de la ciudad más culta, no podía equivocarme.



dlink