COLUMNISTAS

El mapa electoral actual: un escenario abierto

PERFIL COMPLETO

Nuestra última encuesta afianza algunas tendencias y revela una novedad. En los dos escenarios medidos, Mauricio Macri aparece en un virtual empate con el candidato del FpV. Si el candidato oficialista fuera Scioli, el resultado sería así: Sergio Massa (28,6%), Daniel Scioli (23,9%), Mauricio Macri (23,4%) y Julio Cobos (17,3%). Si fuera Randazzo, ocurriría algo muy similar.
En cuanto al ballottage, Sergio Massa ganaría claramente todos los escenarios. Mientras que los candidatos del FpV serían derrotados por Massa, Macri y Cobos. Mauricio Macri se impondría sobre Julio Cobos.
Además, se indagaron capacidades atribuidas a los candidatos. Sergio Massa es percibido como el más capacitado para combatir la inseguridad, la inflación y la pobreza, siempre seguido por Mauricio Macri. La única excepción fue la de Julio Cobos, valorado como el más capaz de combatir la corrupción. Ante tal cuadro, subsiste una duda: ¿Massa y Macri resultan votables porque se les reconocen capacidades diferenciales omnímodas o, al revés, se les atribuyen cualidades de modo cuasi mágico luego de decidirse a votarlos?
A continuación, se esboza un perfil electoral de de los principales candidatos.
Sergio Massa: Marchar primero es una de sus fortalezas. Todavía conserva la impronta de ganador luego del triunfo de las legislativas, donde se erigió como promesa. Su desafío es lograr estar a la altura de las expectativas que suscitó. Quizá su dilema fundamental radique en demostrar que es realmente una alternativa superadora orientada al futuro, mientras que las sombras de su pasado K siguen generando dudas en quienes aspiran a un cambio.
Daniel Scioli: El gobernador se mantiene en carrera. Su fortaleza, consustancial a su persona, es agrandarse en la adversidad. Su gran desafío es superar su dilema estructural: seguir siendo oficialista de un barco a la deriva y al mismo tiempo ser el candidato transversal que supo entusiasmar.
Mauricio Macri: Su fortaleza es comenzar a lograr aquello para lo que trabaja desde siempre: erigirse como el opositor más claro. Para ese fin, debe superar dos frentes: el de UNEN y el de Massa. En lo primero le estaría yendo bien. En lo segundo, no.
Julio Cobos: Aunque con menores chances que Massa y Macri, todavía tiene potencialidad. Su dilema es que la virtud que se le reconoce (político honesto capaz de enfrentar la corrupción) no oscurezca otras (capacidad de gestionar).
Florencio Randazzo: Una alternativa del FpV tan competitiva como la de Scioli, aunque con un obstáculo similar: demasiado oficialista como para trascender por fuera del espacio K. Una curiosidad: aunque parte de la ciudadanía le atribuye un rol de hacedor eficiente (pasaporte, DNI, trenes), cierto establishment analista mediático no termina de considerarlo como tal. Quizá la idea implícita de que el único candidato oficialista con chances es Scioli funcione como un obstáculo para reconocerle potencial.

*Director de González/Vallarades Consultores.



Federico Gonzalez