COLUMNISTAS TIPO DE CAMBIO A $10 CON SCIOLI

El pasado que vuelve, desde el 1 a 1 al 10 a 1

PERFIL COMPLETO

Scioli se abrió paso en el cementerio de la desesperación, encadenado a un improbable futuro del dólar. Enmarañado en las batallas contra el “devaluador” Cambiemos, dijo ayer que el dólar “estará abajo de los $ 10 en enero, sin ningún problema”. Quedan fuera de las comparaciones el “les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo” del radical Juan Carlos Pugliese en 1989, a las puertas de la hiperinflación. Se emparenta con Lorenzo Sigaut en la agonizante dictadura, en 1981, advirtiendo “el que apuesta al dólar pierde”, pocos días antes de devaluar el peso. Privilegios de verlo desde la historia, suena temerario al recordar a Eduardo Duhalde y “el que depósito dólares recibirá dólares” de cuando asumió en 2002 como presidente interino, en la antesala del infierno de la salida convertible.
Pero la ocasión de la campaña electoral lo pega, sin vueltas, con un spot de 1999, en la cual el candidato de la Alianza, Fernando de la Rúa, prometía que la Argentina volvería a crecer, que el ajuste pasaría por la política y no por el pueblo, y sentenciaba: “¡Ah! conmigo, un peso, un dólar”. (ver minuto 0.50 https://youtu.be/WW38rkYjLcM).
Aunque nadie lo quería ver, por entonces la convertibilidad había estallado y el debate era cómo salir. Los industriales, el peronismo, Duhalde, todo el arco progresista, pedía a gritos la salida del corset monetario, una devaluación. La clase media enamorada del uno a uno, del consumo de importados rechazaban la depreciación del tipo de cambio. Esa garantía de convertibilidad que le daba De la Rúa a la clase media lo llevó a la Presidencia. De la Rúa prefirió renunciar en 2001 antes que devaluar.
Ahora, además de ser improbable que en enero el dólar oficial se mantenga en $ 10, es llamativo que el fervor de la campaña empuje al oficialismo a esta advocación al bolsillo de la clase media. ¿Se encadenaría Scioli al destino de su profecía o sólo es un recurso desesperado por uno o dos puntos más en las encuestas?

Ariel Cohen