COLUMNISTAS RELACIONES BILATERALES

Es la hora de invertir en la Argentina

Hay un creciente consenso de que Argentina está en el cambio hacia una economía mucho más robusta y ahora es la oportunidad para invertir.

PERFIL COMPLETO

Química. Dos figuras políticas con muy buena relación.
Química. Dos figuras políticas con muy buena relación. Foto:Cedoc Perfil

El presidente Barack Obama regresó a la Argentina por segunda vez en apenas 18 meses para aprovechar su estatura política y darle importancia a las energías renovables en la segunda edición del Congreso de Economía Verde, que se realizó en Córdoba, así como para pasar algo de tiempo de calidad en un campo de golf con el presidente Mauricio Macri.

Y aunque aún no sea un porteño típico, el presidente Obama hizo referencias a su histórico viaje del año pasado donde bailó tango, bebió mate y firmó numerosos compromisos bilaterales entre ambos países.

Como embajador norteamericano por dos años durante el mandato del presidente Obama, creo que hicimos historia al mejorar dramáticamente la relación bilateral y trabajar en estrecha colaboración en temas como seguridad, energías renovables, ciencia, comercio, turismo y programas de intercambio de turistas. Estas iniciativas, junto con varias otras, crearon un envión tan positivo que ni siquiera el cambio de administración en Estados Unidos ha logrado entorpecer el avance de nuestro progreso bilateral.

Como volvió a demostrarse el fin de semana pasado, el presidente Obama sigue siendo increíblemente popular en el mundo, incluyendo la Argentina. En el Congreso de Energía Verde, políticos, emprendedores, líderes de la sociedad civil y grandes empresarios de distintos campos, reiteraron su firme compromiso con el desarrollo sustentable y las energías renovables, un tema clave que nosotros destacamos desde la embajada los últimos dos años. La estadounidense fue la primera embajada en la Argentina en instalar energía renovable con paneles solares y la primera en el mundo en instalar una turbina eólica.

En Córdoba, el presidente Obama subrayó las grandes oportunidades económicas que existen con la energía eólica y solar, que están creando nuevas industrias en Estados Unidos y alrededor del mundo. De hecho, el sector líder en la creación de empleos hoy en Estados Unidos es el de la fabricación, instalación y mantenimiento de turbinas eólicas. En California, el sector líder ha sido el de la instalación de paneles solares en hogares. Estos ejemplos demuestran que las fuerzas del mercado están haciéndose cargo de los mandatos gubernamentales en la creación de energías limpias y renovables alrededor del mundo.

Argentina tiene el potencial para progresar rápidamente en energías limpias. Con leyes que prevén que la energía verde debe representar el ocho por ciento de la oferta energética a finales del año próximo y del 20 por ciento para 2025, ha habido un fuerte interés en invertir en energías renovables en el país. Este es uno de los sectores de Argentina al cual los inversores miran hoy con gran interés.

Otras grandes oportunidades de inversión incluyen la tecnología para incrementar la producción y la eficiencia de los negocios agrícolas, un área donde Argentina ya es líder pero que aún puede crecer, y el sector inmobiliario, ante el déficit en viviendas residenciales y comerciales.

Durante meses he dicho que creo que la Argentina está hoy en la “fase 2”, en la que inversores y empresarios han logrado finalmente sentirse cómodos con la idea de invertir en este país (después de una década de mala prensa internacional) y ahora están buscando acuerdos específicos con socios locales.

También llevo mucho tiempo diciendo que los argentinos necesitan reinvertir en su propio país y las estadísticas muestran que eso ha comenzado a suceder.

Finalmente, las próximas elecciones legislativas darán un gran impulso a los esfuerzos del presidente Macri por atraer inversiones y estimular la economía. Los argentinos están a punto de apoyar con fuerza en las urnas la agenda de reformas del presidente el 22 de octubre.

Si la comunidad internacional de negocios dudaba de invertir hasta ahora (a pesar de esperar el éxito del presidente Macri) ya quedan pocas razones para permanecer al margen. Por ejemplo, la semana pasada General Motors anunció una inversión de 500 millones de dólares en la Argentina, y Amazon, la compañía con base en Seattle, firmó un acuerdo para abrir una oficina con 100 personas en Buenos Aires a finales de este año, con la posibilidad de expandirla el año próximo.

Hay un creciente consenso de que Argentina está en el cambio hacia una economía mucho más robusta y ahora es la oportunidad para invertir.


*Ex Embajador estadounidense en la Argentina (2015-2017).