COLUMNISTAS OPINION

Estadísticas y Nobel

PERFIL COMPLETO

El profesor Angus Deaton, reciente ganador del Premio Nobel de Economía, es un economista muy reconocido en el análisis de temas sociales. Uno de los pilares más importantes de sus estudios es el mejoramiento de las herramientas de medición de la pobreza y la desigualdad y los métodos de análisis de los datos provenientes de encuestas de hogares sobre el consumo, el ahorro y la alimentación, y de cómo estas cuestiones se relacionan en última instancia con el desarrollo económico.
Esta es la razón por la cual es una excelente noticia que Deaton haya ganado el Premio Nobel de Economía, no sólo porque se está premiando la gran labor de un economista muy talentoso, sino también porque es un reconocimiento acerca de la importancia de girar el enfoque desde los análisis macroeconómicos hacia el estudio de microdatos, provenientes de las encuestas a hogares como la que realiza todos los años el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA.
Como señala la Real Academia Sueca de las Ciencias, Deaton ha insistido en la importancia de recolectar datos sobre el consumo de los hogares, ya que en países en desarrollo los datos acerca de los ingresos de los hogares son menos confiables que los datos sobre consumo.  Además, Deaton ha recomendado la recolección de datos de consumo provenientes de diferentes cohortes a lo largo del tiempo, en vez de la recolección repetida de datos de los mismos hogares, debido a su simpleza y menor costo.  Asimismo, la Real Academia nos recuerda que el profesor Deaton incluso ha sabido abordar el problema de que los datos de consumo de las familias están influenciados por los distintos precios y calidades de los productos que se consumen, y que estos datos sobre precios y calidades diferentes la mayoría de las veces no son observables.
El profesor Deaton ha mostrado también preocupación sobre los métodos estadísticos utilizados por los investigadores en los trabajos empíricos. Y si bien destaca la utilidad que podrían tener los experimentos controlados, Deaton siempre ha alertado acerca de los cuidados que deben tenerse al intentar extrapolar y generalizar los resultados de estos experimentos a otros ámbitos. El ganador del Nobel sostiene además que la creciente colaboración entre la psicología y la economía ha permitido enriquecer el desarrollo de estos métodos experimentales.
Incluso, ha hecho notar el rápido crecimiento que ha tenido el Abdul Latif Jamil Poverty Action Lab (J-PAL) en la universidad MIT, donde se han realizado innumerables experimentos con el objetivo de evaluar programas sociales, básicamente en las áreas de salud y educación en países pobres. 
Un ejemplo cercano de este tipo de evaluaciones basadas en la línea metodológica de Deaton es el que está realizando actualmente nuestro Departamento de Investigación Francisco Valsecchi, en el ámbito de la Facultad de Ciencias Económicas, en colaboración con la Fundación Techo. A través de esta evaluación de impacto cuasiexperimental, se intentará medir y entender mejor el impacto que podría llegar a tener en una familia el otorgamiento de una vivienda básica.  Lo interesante es que la medición se realiza sobre variables objetivas y subjetivas en múltiples dimensiones de la vida, como salud física y mental, calidad de sueño, privacidad, relaciones interpersonales y percepción del bienestar.
Las lecciones de Deaton sobre diseño de encuestas y microdatos han sido consideradas por la UCA al emprender la investigación. Dadas las dificultades y desafíos en el proceso de recolección de datos en asentamientos informales que este proyecto requiere, las reflexiones y recomendaciones del doctor Deaton respecto de entender qué es lo que está detrás de los datos son más que pertinentes ya que, en definitiva, estamos tratando de entender cómo toman decisiones las familias más pobres

*Director del Departamento de Economía - UCA.



Guillermo Sabbioni