COLUMNISTAS LLAMADAS

¿Hola? ¿Hola?

Los argumentos esgrimidos a favor del otorgamiento del Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan en general me han convencido.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com Foto:Perfil.com

Los argumentos esgrimidos a favor del otorgamiento del Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan en general me han convencido. Pero también me han convencido, en general, y no en menor medida, los argumentos esgrimidos en contra. Descubro así, y sin sorpresa, que me da un poco lo mismo, y es por eso que me dejo persuadir tan fácilmente tanto por aquellos que están felices con lo que sucedió como por aquellos que están consternados. No le veo el carácter aumentativo al hecho de ser traspasado de cantautor a escritor, o de letrista a poeta, porque a mí no me parece más elevado ser poeta o ser escritor que ser cantautor o ser letrista. Pero en cualquier caso advierto que a la pregunta de si estuvo bien o mal que le dieran el Nobel de Literatura a Dylan puedo contestar que sí o que no, que bien o que mal, y siempre con sinceridad.

Lo que en cambio me parece inadmisible es que Dylan no les contestara el teléfono a aquellos que lo llamaron desde la Academia Sueca para darle la noticia. Esa clase de grosería, esa mala educación, es lo que me resulta inaudito. Podría entender perfectamente que Dylan rechazara el Premio Nobel; lo que no puedo entender para nada es que rechazara los llamados que le hicieron. Podría entender que les contestara que sí, que gracias; o que les contestara que no, que de ninguna manera: podría entender que les contestara cualquier cosa. Pero no que no les contestara.

El que se niega a atender el teléfono repele la palabra misma, y no ya lo que las palabras vayan a expresar; desiste del propio decir, y no ya de lo que vayan a decirle; refracta el lenguaje, y no ya al interlocutor. Si quiere ser hosco, señor Zimmerman, si quiere ser vanguardista, atienda el teléfono y putéelos, o atienda y córteles, o atienda y hágales ruido de corneta. Pero atienda, señor Zimmerman. No se pase de violento, haga el favor. Atienda. Es teléfono, es para usted, no pasa nada. Atienda.