COLUMNISTAS CITAS

Kirchner, Forster y Mao

PERFIL COMPLETO

Debido a un conflicto en una fábrica, un dirigente del Smata puteó a un dirigente del PO que lo acusaba de burócrata sindical y le recomendó que hiciera política en el Congreso entretanto llamaba a sus colegas dirigentes a un encuentro de pares para combatir la “inflitración izquierdista” en los sindicatos… peronistas. Está visto que en esa evocación de los lenguajes siniestros de los 70 hay partes que no recuerdan ni advierten el horror duplicado de la reiteración.

Eso marca una diferencia entre el peronismo tradicional, que se imagina una esencia intocada, de la que habría que extirpar siempre, mediante cirugías mayores o menores, las infiltraciones pestíferas, y el kirchnerismo, que se observa y se proclama como praxis política y cultural.

Por eso resultaron raras las objeciones sobre el nombramiento de Ricardo Forster como secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional. Que el nombre del nuevo organismo parezca un mamarracho enfático, el propósito aducido una imposibilidad práctica, y el efecto público el de un premio, eso es obvio.

Sopapeado Massa por la misiva papal dirigida a Zaffaroni para cortarle las piernas al plebiscito sobre el Código Penal, desde luego que Forster ligó su cucarda por decir que Scioli no lo representa. Pero eso no quiere decir que desde ese puesto quimérico no vaya a hacer algo más que previsibles documentales sobre Cooke y Jauretche para canal Encuentro. Desde ya, para que no lo confundan con un facho, advirtió que el pensamiento nacional se nutría de diversas fuentes. Esa pluralidad recuerda la pleonástica afirmación de Néstor Kirchner, “que florezcan mil flores”, fruto de la evocación de Carlos Zannini, quien en su paso por Vanguardia Comunista conoció la cita de Mao, que no nos atrevemos a postular original, porque seguramente corresponde a un ignoto poeta chino, o a Perón, o a Borges.



Daniel Guebel