COLUMNISTAS EN BUSCA DE UN MILAGRO

La virgen viuda

PERFIL COMPLETO

Ahora que todo se revela, aquí va una primicia. Humilde, pero primicia al fin de esta columna: así como la sangre de San Genaro se va a licuar en Nápoles el próximo septiembre, milagro que se repite cada año, nuestra virgen viuda, siempre vestida de negro, volverá a llorar antes de octubre.

Necesitan un milagro para ganar las elecciones, y ella lo hará. Va a llorar todas las veces que sea necesario, derramará colirio, acariciará a un pobre, se manchará de barro los zapatos, repartirá panes a precio congelado y peces de todos los valores y colores, verdes si hace falta. Hasta le lavaría los pies y se los besaría a Ricardo Jaime si cae preso antes de esa fecha. Es más, el próximo 25 de mayo la virgen viuda quizá suelte alguna lagrimita, como para ir haciendo puchero.

Cuando al fin el milagro ocurra, rodilla en tierra los que todavía le creen, compadézcanla y sométanse a su voluntad. Nadie tiene derecho a sufrir más que Ella. Si te inundaste, Ella se inundó más cuando era virgencita. Si te creíste lo de la pesificación y perdiste por la inflación, Ella más, porque tenía unos “dolarcillos”, unos tres millones de dolarcillos que sumó a su cuenta de 70 millones de pesos y además, para que la acompañara en semejante sacrificio, lo mandó a Aníbal, el primero, con el bonete, a cambiar en ventanilla (a propósito, Aníbal, ¿pesificaste? ¿A que no? ¿Y Boudou... a que no? ¿Y los otros, a que no? ¿A que todos tienen unos dolarcillos ocultos en un depositito a nombre de algún amiguito?

Si te parte la cabeza el verso, te quiebra la moral, si te ves en la mirada de un jubilado y en el recuerdo de tus viejos laburantes y honestos, y te indignás cuando escuchás en la radio el aviso de ARBA, la AFIP de Scioli, que te dice todo lo que se puede hacer con la recaudación de impuestos en hospitales y escuelas, y lo duros que serán los castigos para los evasores mientras aprueban un “blanqueo” para que Lázaro salga de la bóveda y camine, Ella sufre más. Porque Ella, seguro, paga más de ganancias que lo que a vos te retienen de tu salario.

Si acaso el lunes, temprano, el día después de Lanata, el ánimo te retiene, te desgana, te abruma y te dobla el peso de la realidad con su insoportable carga de evidencias sobre Boudou, Báez, Jaime, De Vido y tantos “servidores públicos”, pero hay que llevar los chicos al colegio y hay que arrancar y hay que llegar a horario para que no te descuenten el “presentismo”, Ella más. No olvides que Ella está “dejando la vida” por, apenas, unos pesillos más.
Si acaso te sentís insultado por las mentiras y los abusos de Guillermo Moreno, a quien quisieras que algún día te lo dejaran a mano, a solas, sin guardaespaldas y sin la protección del poder, si te ofende como ciudadano que ocupe tantos cargos desde hace tantos años un vulgar lumpen de la política como Aníbal Fernández, si te revuelve las tripas que hablen o escriban todavía los tipos que mandaron matar a los pibes en la contraofensiva montonera del ’79 o los informantes de la dictadura como el sindicalista Gerardo Martínez, si te sentís violado en tus derechos como el Poder Judicial, no olvides que Ella más. Ella es insultada por mucha más gente.

Si ya no tenés amparo ni juicios justos, si te mataron a un hijo o tenés amigos o parientes muertos en robos o accidentes provocados por la corrupción, como el de Once, no olvides que ella lo perdió a El. Y Ella, como se sabe ahora, El y Máximo, y Cristóbal, y Lázaro, eran los únicos que tenían la llave, y el país es de ellos porque son una santísima banda.

Así que, cuando la veas llorar, ponete en cuatro patas y rezá: gobierna por nosotros virgen viuda, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Después de la oración, los eslabones de la cadena de medios felices que retransmiten su palabra, encubiertos bajo las faldas de la virgen, continuarán repartiendo los fondos de la publicidad oficial y explicando la “espesura” de las “contradicciones secundarias” y los misterios de la fe para que entiendas cómo el peronismo se convirtió primero en menemismo y luego en kirchnerismo, y cómo, a la vez, los discípulos protestantes, Massa, Scioli, Moyano, De la Sota, siguen siendo peronistas. Y todos, juntos, van por la “liberación”, de juicio y castigo. Amén.

*Periodista, coordinador de AM 1110 - La Once Diez, FM 92.7 - La 2x4, y el Canal Ciudad Abierta, medios públicos de la Ciudad.



Carlos Ares