COLUMNISTAS FUTUROS

Lo real capitalista

La danza de los vampiros es una película muy cómica de Roman Polanski.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com Foto:Perfil.com

La danza de los vampiros es una película muy cómica de Roman Polanski. La vi hace muchísimos años, pero el final me quedó siempre en la cabeza. Un tipo se va en un trineo creyendo haber erradicado el vampirismo, pero en realidad no sabe que lleva un vampiro escondido debajo suyo y va a propagar a los hijos de la noche por toda Europa. Algo de eso hay cuando el cantante de Calle 13 dice: “Yo uso Adidas, Adidas no me usa”. Nombra a Adidas dos veces. Ya está. Creo que ni siquiera a los publicitarios de las zapatillas alemanas se les hubiera ocurrido una publicidad tan buena.

El año pasado salió un libro muy singular editado por Caja Negra: Realismo capitalista, de Mark Fisher. Fisher, al igual que Simon Reynolds, es un crítico musical inglés que empezó escribiendo en blogs y que luego pasó al formato libro. Como también pasa con Greil Marcus o Pablo Schanton en la Argentina, todos son críticos que si bien escriben mayormente sobre música tienen una formación filosófica muy amplia. Y hacen la diferencia. Realismo capitalista no es, a priori, un libro sobre música, pero tal vez sea un libro sobre la música que drena el capital en nuestras vidas, música hecha de sangre, anhelos perdidos y enfermedades mentales. Si los Sex Pistols decían “No hay futuro”, Fisher toma como punto de partida para su libro una frase de Margaret Thatcher mucho más radical: “No hay alternativa”. Según Fredrik Jameson “es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo”.

El libro de Fisher es una crítica despiadada sobre la influencia del capital en nuestras vidas. Y está escrito de manera precisa, sin tecniquerías. Tiene un maestro que lo influencia, Slavoj Zizek, ya que muchas veces para  ilustrar escenas de la vida moderna utiliza películas o relatos populares como lo hace el filósofo lacaniano en Mirando al sesgo.

En una parte del libro Fischer escribe: “El capital persigue al sujeto hasta cuando está durmiendo. El tiempo deja de ser lineal y se vuelve caótico, se rompe en divisiones puntiformes”. Aconsejo leer este libro haciendo maridaje con otro también publicado por Caja Negra: Para una autopsia de la vida cotidiana. Conversaciones, de James Ballard. Ballard dice ahí: “Mi gran temor sobre el futuro es el aburrimiento: que todo ya haya ocurrido. El futuro será un enorme y resignado suburbio del alma”.



Temas: