COLUMNISTAS PESE AL EFECTO TRUMP

Los mercados celebran a la Argentina

El comienzo de 2017 no puede ser mejor para la Argentina, luego de las exitosas colocaciones de bonos realizadas por el Gobierno y la ronda de consultas de MSCI apuntando a que nuestro país deje de ser un país de frontera (liga en la que juegan Nigeria, Túnez, Ucrania, Rumania y otros similares) y se convierta en un país emergente (donde encontramos a China, Taiwán, Polonia, Brasil y Chile, entre otros).

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com Foto:Perfil.com

El comienzo de 2017 no puede ser mejor para la Argentina, luego de las exitosas colocaciones de bonos realizadas por el Gobierno y la ronda de consultas de MSCI apuntando a que nuestro país deje de ser un país de frontera (liga en la que juegan Nigeria, Túnez, Ucrania, Rumania y otros similares) y se convierta en un país emergente (donde encontramos a China, Taiwán, Polonia, Brasil y Chile, entre otros). Los mercados siempre tratan de adelantarse y el flujo de fondos a Argentina ya ha comenzado. Este importante flujo ya ha producido resultados alentadores: los valores de nuestras empresas en la Bolsa se han visto incrementados significativamente, a tal punto que en términos de dólares, el Merval ha subido en los últimos 13 meses nada menos que un 35%. Frente a 12% logrado por Estados Unidos y al 0% de Europa. Hoy nuestras empresas podrían financiarse a través de emisiones de acciones a precios muy razonables. El valor de las compañías argentinas ya goza de ratios equivalentes a sus pares chilenos y levemente inferiores a los de las compañías norteamericanas. Hay sectores donde la comparación con otros países es increíble, el sector bancario argentino vale en promedio 3,3 veces sus ingresos brutos, el de EE.UU., 2,7 veces, y lo más llamativo es que en Argentina los bancos valen más de tres veces su valor de libros y en EE.UU. apenas 1,2 veces. Todo ello es consecuencia de la apetencia de los inversores de ser partícipes de un mercado donde se estima

que el producto bruto crecerá y la economía se encaminará hacia años de alentadora bonanza económico-financiera. Por otra parte, la rentabilidad de los bonos de las empresas argentinas luce muy atractiva para que este flujo se vea adecuadamente respaldado. Hoy los bonos argentinos rinden el doble que el de sus pares norteamericanos.

Brasil está empezando a gozar de brotes verdes, los analistas pronostican el fin de la recesión en el presente año, la tasa de interés y la inflación han bajado notablemente, la balanza comercial es altamente positiva y el tipo de cambio ha sido controlado. Todas noticias positivas para Argentina y más aún para los mercados, que han hecho crecer notablemente el precio de sus empresas. No obstante, es difícil pensar que Brasil no siga en terapia intermedia.

Por el lado de EE.UU., la situación está muy difícil de predecir, las medidas de Trump, si bien al comienzo de su gestión han sido aplaudidas por los mercados, las decisiones tomadas en los últimos días están dañando el ánimo de los inversionistas. Hoy los inversores siguen con atención los buenos resultados de las compañías locales incrementados en más de un 10% en el último año y ven con gran simpatía varios sectores de la economía como el financiero, el tecnológico y el de salud. Las pymes norteamericanas no paran de festejar el impulso que se le está imprimiendo al consumo interno apoyado en una baja inflación, adecuada tasa de interés y bajo nivel de desempleo. Los bancos norteamericanos comienzan a disfrutar de las desregulaciones del nuevo gobierno y ya se anticipa que los valores de los bancos volverán a lucir tan altos como los que reflejaban antes de la crisis de 2008.

Europa empieza a lucir atractiva, el valor de sus empresas cotizan a la mitad que sus pares norteamericanas, a pesar de que muchas de ellas son multinacionales con gran presencia en el resto del mundo. Aún no se ha reflejado en los valores de las corporaciones europeas el actual crecimiento del Viejo Continente, por ello los fondos de acciones se ven atraídos por sus acciones, no así por sus bonos, porque su tasa de interés es prácticamente nula y su sector financiero no termina de consolidarse, a pesar de la fuerte inyección de euros que realiza el Banco Central Europeo tendiendo a estimular el consumo y evitar que la recesión se apodere del consumo. No obstante, quedan algunos nichos en renta fija como acciones preferidas, que aún tienen un atractivo rendimiento en términos reales.

China, si bien continúa siendo uno de los países de mayor crecimiento del mundo, carece de un mercado de capitales de sólidas expectativas en el corto plazo, el nivel de endeudamiento de sus empresas es preocupante y la relación con EE.UU. no pasa por un buen momento. Por otra parte, en los últimos dos años ha perdido gran parte de sus reservas financieras.

En síntesis, el mercado de capitales de renta fija (bonos) argentino luce muy atractivo en el corto plazo, los valores de las compañías argentinas están altos pero pueden aun crecer teniendo en cuenta el ingreso actual de capitales, los mercados internacionales en bonos no parecen rentables en virtud de las tasas hoy vigentes y los mercados accionarios internacionales son atractivos sólo selectivamente.



Guillermo Olivieri