COLUMNISTAS

Los usos de la pobreza

default
default Foto:Cedoc

Desde esta misma columna, advertimos ya que los informes opositores del Observatorio Social de la Universidad Católica soportan una aberración metodológica increíble al suministrar dos (2) datos de pobreza que difieren uno de otro nada menos que en 20%, diferencia “fundada en una actualización de la Canasta Básica Total (CBT) a precios más realistas (sic)”.
Se trata de un realismo mágico que le permitió al Observatorio Social Opositor (OSO) informar en 2010 que se observaban 25% o 30% de pobreza, esto es dos índices simultáneos con una diferencia de 5 puntos, equivalentes por ejemplo al 50% de la caída de los niveles de pobreza observada entre 2007 y 2012.
Pavada de margen de error le obsequia la diferencia de CBT “menos y más realista” al OSO. Medio lustro de evolución de la tasa o una diferencia que permite agregar o quitar dos millones de pobres, según el “realismo” de la CBT.
El estimadísimo lector de PERFIL podrá acceder a los desconcertantes datos del OSO publicados oportuna y profusamente por el matutino La Nación en su coqueta tapa, datos jamás desmentidos por Agustín Salvia, su responsable, en estos links:
*Noviembre de 2011: 34,9% de pobreza (http://www.lanacion.com.ar/1424672-la-pobreza-afecta-al-349-segun-un-estudio-de-la-iglesia).
Tras este dato de casi 35% en un semestre, el OSO informa una caída en las cifras de pobreza sin antecedentes estadísticos urbi et orbi: y ¡la ubica en el 22%!
*Julio de 2012: 22% de pobreza (http://www.lanacion.com.ar/1492082-pobreza-que-persiste-por-que-es-tan-dificil-de-erradicar).
Peor aún, en una respuesta frente a los comentarios que publicamos anteriormente en PERFIL, en Télam y en Página/12 y que dieron forma a una nota del periodista Horacio Verbitsky, el investigador férreamente opositor Agustín Salvia omitió explicar por qué en el segundo semestre del año 2012 la pobreza, según el OSO, vuelve a elevarse súbita e imaginativamente, pasando del increíble 22% al no menos extravagante 26,9%, tal como se observa en este artículo publicado por el matutino opositor Clarín, sin que jamás hubiera noticias de su falsedad por parte del OSO.
*Diciembre de 2012: 26,9% (http://www.clarin.com/politica/estadisticas-ocultan-millones-pobres_0_892710783).
El pasado fin de semana, en la CABA ya sin luz, ni agua y con el ENRE con “todos sus representantes ocupados”, nos enteramos por los diarios opositores de que, según un estudio opositor hecho por el OSO, valgan las redundancias, finaliza 2013 con el 25% de la población sobreviviendo en la pobreza, en un país donde, además, porca miseria, creció la desigualdad con cálculos incontrastables respecto a ninguna serie estadística conocida, que no sea, claro, la que suministra la propia consultora opositora. Una perfecta falacia por argumento circular. La nota: (http://www.clarin.com/politica/millones-viven-situacion-pobreza-Argentina_0_1054694730.html).
La pobreza de diciembre de 2013 es entonces, según el Observatorio Opositor, de similar magnitud que la que el Indec –aún impoluto– informara para el segundo semestre del año 2006, cuando el desempleo ascendía al 10,4%, el 50% más que en 2013, el trabajo informal resultaba 25% mayor que el actual y la Canasta Básica Alimentaria trepaba a 24,7% anualizada, ante la inacción del entonces ministro Roberto Lavagna respecto al tema inflacionario, motivo por el cual el ex presidente Néstor Kirchner lo eyectara del Gobierno advirtiendo que Lavagna “tomaba cafecito” con los formadores de precios.
Completando el cuadro que torna disparatado el nivel de pobreza informado por el OSO para 2013, son valores similares a los del segundo semestre del año 2006, cuando aún no existía la Asignación Universal por Hijo, que transfiere en promedio $ 748 mensuales a los hogares vulnerables.
Este monto que transfiere la AUH es de notable importancia y resulta el equivalente al 25% del ingreso total del hogar del primer decil de ingresos, el 15% del segundo y el 11% del tercer decil.
Gracias al mayor nivel de empleo, la extensión jubilatoria a más de 2,5 millones de personas y los planes sociales, en especial la AUH, todos logros de la década ganada, en el segundo semestre de 2013 los ingresos totales y combinados promedio de los hogares del primer decil de ingresos hoy son de $ 3.192 mensuales, los del segundo decil, de $ 4.980 mensuales y los del tercer decil, de $ 6.772. Falta mucho, es verdad, pero como bien señala Juan Carr, “el país está cerca del hambre cero”.
La realidad de ingresos de los hogares vulnerables muestra la veracidad de la afirmación de Carr y resulta una estructura de ingresos infinitamente mejorada respecto al país que dejó en pie el neoliberalismo, con el 27,6% de la población nacional en la indigencia y el 54% en la pobreza. Neoliberalismo que debería ser archivado en el museo de los grandes fracasos argentinos y sin embargo intenta su retorno a la escena, apalancado en informes como los que suministra el Observatorio Social Opositor y el uso de las cifras de pobreza con que nos desayuna sin prisa ni pausa cada vez que las corporaciones ocupan extemporáneamente el lugar de la ausente oposición político-partidaria y deciden descargar una nueva ofensiva contra el gobierno nacional. ¿O acaso no lo ven así, estimados lectores de PERFIL?

*Titular de la consultora Equis.


Artemio Lopez


Temas: