COLUMNISTAS

Macri internacional

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP.

La de ayer fue la primer instancia en la cual el Presidente Macri participó en su calidad de tal, en el concierto internacional, y lo hizo de igual manera a como condujo la política interna estas dos semanas, de manera calma pero contundente.

En su primer discurso ante sus colegas del MERCOSUR, entre otros conceptos, Macri reclamó la liberación de los presos políticos en Venezuela, lo cual significó un paso atrás tras su declaración inicial de pedir la aplicación de la cláusula democrática para excluir a Venezuela del acuerdo regional, y también un gran paso diferenciador respecto a la postura anterior de la República Argentina.

Argentina dejó la alineación con Venezuela para intentar marcar su propia agenda, que incluye la profundización del MERCOSUR, el acuerdo con la Unión Europea, y una negociación con los países de la Alianza del Pacífico. Es decir, a la par de un MERCOSUR político, Macri buscó complementarlo de un MERCOSUR económico y planteó cuestiones completas en ese sentido.

Frente a estas nuevas posturas del Palacio San Martín y la Casa Rosada, Venezuela respondió de manera contundente… pero equivocada. A través de su canciller Delcy Rodríguez, el gobierno venezolano replicó que “Yo entiendo que el presidente Macri quiera pedir la libertad para estos violentos”, hablando tácitamente de Leopoldo López y “lo entiendo porque sé que uno de sus primeros anuncios ha sido liberar a los responsables de las torturas, desapariciones y asesinatos durante la dictadura en Argentina”.

Más allá que la potestad de liberar a detenidos no es propia del Poder Ejecutivo que ejerce Mauricio Macri (con la excepción de la institución del indulto que oportunamente aplicaran, por ejemplo, Carlos Menem y Eduardo Duhalde), la canciller Rodríguez acusa al gobierno argentino de hacer algo que no hizo. Con una falta de información sorprendente, y como si estuviera en el contexto de la campaña electoral reciente, lanzan acusaciones de catástrofes y maldiciones que no se ajustan a la realidad.

La canciller critica lo que a su juicio es la injerencia en cuestiones internas del Estado venezolano injiriéndose en las cuestiones del Estado argentino. Es el típico haz lo que yo digo pero no lo que yo hago.

Lo que en definitiva está en discusión es qué tipo de políticas se llevan adelante desde el esquema de integración regional. El Presidente Macri sostuvo que “el MERCOSUR es un proyecto de futuro que nos fortalezca ante las situaciones de adversidad. Es un proyecto de largo plazo, estratégico”, pero remarcó que “no queremos un MERCOSUR a dos velocidades”.

Fue su primera presentación internacional como Presidente de la Nación Argentina, los próximos años pondrán en relieve si fue solamente una mise en scène o el puntapié inicial de otra política internacional regional para la República Argentina y para el MERCOSUR.

(*) Licenciado en Ciencia Política, Universidad de Buenos Aires.



Eduardo Rivas (*)