COLUMNISTAS APERTURA DE SESIONES

Mauricio, que es Pinocho

PERFIL COMPLETO

El presidente Mauricio Macri brindó este martes 1º de marzo su primer discurso de apertura de sesiones ordinarias ante el Congreso de la Nación y la totalidad se estructuró en base a datos falsos eslabonados con consignas cargadas de notable violencia hacia la principal oposición que con justa razón vio en el monólogo “una catarata de agresiones y descalificaciones”. Veamos sólo algunas de las cifras y afirmaciones mentirosas del discurso presidencial.

Dijo Macri: “Según el último informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina, alrededor del 42% de la población carece de cloacas, el 13% no tiene agua corriente y más del 40% no tiene conexión a la red de gas. El modelo de inclusión social y crecimiento, del que tanto habló el gobierno anterior, nos llevó a la pobreza y a la exclusión”.

Consultado el informe de la UCA por Federico Bernal (del Observatorio Oetec) las cifras correctas son: 1) sin conexión a la red de agua corriente, 10,8%; 2) sin conexión a la red de gas natural, 25,6%; y 3) sin conexión a la red cloacal 31,4%.
Luego el presidente Mauricio Macri anunció el envío al Congreso de la Nación de un proyecto de ley para que los chicos inicien a los 3 años su etapa escolar, lo que fue ovacionado por sus aplaudidores, olvidando que esa ley de obligatoriedad ya existe. Es la 27.045 firmada en enero de 2015 por Cristina y hoy mismo el 54% de los niños de 3 años está escolarizado.

Fue falso también afirmar que la economía argentina venía en recesión: Orlando Ferreres, consultor insospechado del kirchnerismo, concluyó que la economía argentina creció 1,7% en 2015. Según el FMI, crecimos 1,5% en 2015.

Resultó otra mentira afirmar que la inflación venía en aumento: según la Ciudad de Buenos Aires, la inflación pasó del 33,6% en 2014 al 19,7% en el 2015. Según el IPC Congreso, controlado por Patricia Bullrich, la inflación pasó del 33,5% en 2014 al 20,4% en 2015 y fue tras la devaluación que realizó el actual gobierno neoliberal que los niveles inflacionarios, para el Indice Congreso del UNA, todas las consultoras privadas y las direcciones provinciales, se dispararon de manera alarmante como se observa en el cuadro.

Es un embuste también el enfoque monetarista de la inflación que planteó Mauricio Macri en su discurso: su gobierno viene planchando la emisión ab initio, y sin embargo, la inflación proyectada para 2016 es de 40% como piso. La emisión puede ser un mecanismo de propagación de la inflación, nunca una causa principal. No hay evidencia empírica de que lo sea.

Más allá de estos divertidos chascarrillos presidenciales bajo forma de discurso, lo que no dijo el Presidente es que Argentina está a punto de emitir la deuda más grande en veinte años para un país en desarrollo, como lo advirtió el honorable Financial Times.

El “acuerdo” que intentará convalidar en el Parlamento el gobierno nacional supone tasas de ganancia usurarias: el fondo buitre Bracebridge recibiría 3.183% de ganancia; NML, 1.308% para NML; y Aurelius, un 846%, según los cálculos oficiales.

Pero basta de pálidas, como es tradicional, terminemos esta nota bien arriba, con fe, con esperanza y de nuevo, con fe: reconozcamos con alegría que el gobierno nacional despide para generar trabajo, nos endeuda para crecer, reprime para que seamos libres y nos censura para ceder la palabra. ¡Lombardi alive!, estimados lectores de PERFIL.

*Director de Consultora Equis.



alopez