COLUMNISTAS DOLORES, HERMANA DEL FUNCIONARIO

“No entiendo cómo Macri elige a un ministro como Etchevehere”

Presentó dieciocho denuncias contra sus hermanos en medio de una millonaria sucesión. “Yo quiero blanquear todo, ellos negrear todo”, dice.

Hermana. “Papá era otra cosa respecto a mis hermanos”, dice Dolores, que se dedica a la filosofía.
Hermana. “Papá era otra cosa respecto a mis hermanos”, dice Dolores, que se dedica a la filosofía. Foto:Pablo Cuarterolo
Con la muerte, en 2009, del patriarca de la familia Echevehere comenzó una feroz pelea familiar por la sucesión. Según fuentes del mercado, los campos, empresas e inmuebles que Luis Félix Etchevehere les dejó a sus cuatro hijos podrían estar valuados en más de cien millones de dólares. Desde entonces, Dolores, la única mujer y la tercera hija de Luis Félix, empezó una ardua y solitaria lucha en los tribunales para denunciar a sus tres hermanos varones por fraude, lavado de dinero, evasión y otros delitos. En total, impulsó 18 causas contra su familia. Dolores, quien se encontró el viernes con PERFIL, le pidió al presidente Macri que recapacite sobre el nombramiento de Luis Miguel Etchevehere como ministro de Agroindustria, a quien califica como una persona “agresiva” y quien estuvo al frente de las maniobras delictivas que ella denuncia.
—¿Por qué acusó a sus hermanos?
—Esto no se trata de un problema familiar como dicen mis hermanos. Cuento este caso de corrupción porque soy dueña de las empresas al igual que ellos, que son mayoría y toman las decisiones en las empresas de mi familia. Y cada vez que se mandan una macana, como desvío de créditos, lavado de dinero, abrir cuentas en el exterior o vaciar empresas, estoy relacionada porque soy dueña.
—¿Qué cambió desde la muerte de su papá?
—Papá era otra cosa respecto a mis hermanos, tenía un perfil de patriarca. Muy dueño de sus cosas, tan dueño que los bienes de mi familia empezaron con mi tatarabuelo. Tenemos unas cinco mil hectáreas de campo, El Diario de Paraná, que fundó mi bisabuelo, Etchevehere Rural (consignataria de hacienda) e inmuebles. Cuando papá murió, al año siguiente les pedí a mis hermanos que hablemos de la sucesión. Pero siempre estaban muy ocupados para atenderme. Terceros me contaban que en mis empresas pasaban cosas.  
—¿Por ejemplo?
—La columna de este fraude es el de metamorfosear títulos de propiedad. Lo que era de mi papá se fue desviando a sociedades anónimas, de esa manera se evaden impuestos, más allá de estafar a la hermana. Evaden al fisco porque los bienes no pasan por una sucesión. De repente todo lo que tenía Luis Félix Etchevehere ya no lo tiene más.
—¿Cómo se dio cuenta de esas maniobras?
—En 2010 leí el expediente sucesorio. Y ahí descubrí firmas mías y de mi padre falsificadas. Y lo denuncié.
—¿Habló con su hermano, el nuevo ministro de Agroindustria, sobre esto?
—Luis Miguel es una persona naturalmente agresiva. No es muy difícil darse cuenta, con sólo escuchar sus discursos o declaraciones. Por eso siempre tomo recaudos con él. Fui con un abogado y dejé asentado que no quería participar de eso.
—¿En qué avanzó la Justicia?
—Tengo probado que ellos confundieron las empresas. Enviaban dinero de una a otra. Hasta hoy, no hay un estado contable aprobado desde 2009. Ellos los presentaron, pero nunca los aprobé. Tuve que judicializarme por ellos. Me subestimaron y creyeron que podían hacer las maniobras que hicieron. La misma gente de Entre Ríos me empezó a contactar y a contarme lo que ellos hacían. Es tal la impunidad que tienen, que siguieron desviando créditos, haciendo maniobras en los campos, en el diario, subestimando siempre a la Justicia.
—La causa más avanzada es la que tiene el juez Pablo Zoff por el desvío de un crédito. ¿Cómo comenzó?
—Se trataba de un crédito subsidiado para la siembra de soja de 250 mil dólares del banco Itaú para Las Margaritas SA, que fue desviado para SA Entre Ríos, que tiene el diario y otros inmuebles. Esto ya está comprobado y ahí surgió la primera denuncia penal por la ruta del dinero. Hoy, todas las empresas están intervenidas judicialmente.
—¿Qué le provocó cuando se enteró del nombramiento de su hermano como ministro?
—Empecé a preguntarle cosas al Presidente, a quien yo escucho cuando insiste en que cerca de él no hay gente corrupta. El dice que la gente que lo acompaña es transparente.
—¿Y qué le pregunta?
—Por qué eligió como ministro a una persona que tiene intervenidas judicialmente todas sus empresas, que tiene causas penales en los fueros ordinario y federal por evasión impositiva, lavado de dinero, cuentas en el exterior no declaradas, vaciamiento de empresas, fraude al fisco. Por qué eligió a una persona que no le paga sus empleados del Diario de Paraná. Por qué eligió a una persona que en diciembre y febrero pasado le fueron allanadas todas sus empresas y que el resultado tuvo que ser guardado en una caja fuerte por el juez.
—¿Le cree a Macri cuando habla de lucha contra la corrupción?
—Con esta decisión, me decepcioné absolutamente. Cuando asumió dijo que iba a ser implacable con la corrupción. Por favor, Macri deje que podamos ver la información que mandó la AFIP de Luis Miguel Etchevehere. Después de esta nota tienen que dejarme ver eso. Por favor, le hablo a Lilita Carrió: meten preso a De Vido y a los pocos días nombran como ministro a Luis Miguel Etchevehere.
—Otra de las causas que se tramitan en la Justicia Federal es por evasión impositiva.
—Hay publicados setenta mails en donde queda clara la maniobra entre Luis Miguel, su contador y su abogado. Cómo Macri elige como ministro a una persona así. Que Lilita Carrió lea esos mails, que detengan esto por favor. Cómo eligen como director del Enacom en Entre Ríos a Juan Diego Etchevehere, mi hermano menor, procesado y que tiene causas en Salta porque insiste que no tiene dinero para darle de comer a sus hijos.
—¿Sus hermanos tienen influencia en la Justicia?
—No me animo a decir eso, pero operan, presionan, gritan. Tengo 18 causas que tuve que abrir para defenderme.
—¿Tuvo algún perjuicio económico?
—Esto no es por plata, porque yo denuncié todos los bienes de mi padre en la sucesión para que sigan su curso de inventario, tasación y partición. Y por eso hay que pagarle al fisco. Le digo al presidente Macri: yo quiero blanquear todo, ellos quieren negrear todo.


Temas: