COLUMNISTAS DESMENTIDAS

Noticias que no eran

PERFIL COMPLETO

Al mediodía, fuentes policiales habían dicho que todo se desencadenó cuando el efectivo caminaba con el uniforme por el pasaje Franklin al 7900 –en la ciudad de Rosario– repartiendo citaciones judiciales. Así distinguió a dos motociclistas vestidos con jogging que habían encañonado a un repartidor de la empresa Arcor. El chofer se había detenido para bajar mercadería en una carnicería. El policía quiso impedir el robo y entonces uno de los delincuentes abrió fuego. Un balazo le perforó la frente. Sin embargo, poco después esa versión se reveló falsa y fue corregida desde la misma Jefatura. El policía iba sentado arriba del camión, un Fiat Iveco blanco con caja térmica, porque el distribuidor había pedido seguridad en la Subcomisaría 21ª para hacer su recorrido habitual. La razón era que tenía que hacer una cobranza y allí lo habían asaltado una semana antes. En la caja del vehículo, separado de la cabina, iba otro trabajador, por lo que no pudo ser testigo del trágico incidente. De acuerdo a lo que relató el chofer, los dos asaltantes mostraron un arma. El agente alzó las manos en señal de que no intervendría y uno de los ladrones, a quemarropa, fusiló al policía.

El ex presidente de Bolivia Juan Pereda Asbún fue detenido en Santa Cruz de la Sierra presuntamente por realizar actos obscenos y por acosar a menores de edad mientras estaba bajo los efectos de las drogas. Sin embargo, esa versión fue desmentida porque luego se retiró la acusación. Lo que sí se supo es que el ex mandatario sigue preso por posesión de cocaína. Según la primera acusación, Pereda Asbún habría mostrado sus genitales a un grupo de menores de edad y las habría invitado a subir a su auto deportivo. La fiscal de víctimas especiales de Santa Cruz, Francisca Rivera, precisó que las jovencitas declararon que el militar retirado sólo las invitó a subir a su vehículo. “Se hicieron las entrevistas a las menores, ellas dicen que no vieron actos obscenos, sino que él las invitaba a subir al vehículo. Ellas llamaron a sus padres y entonces todo el barrio se alertó”, aclaró Rivera.

Esta semana se revelaron en el Reino Unido cientos de archivos sobre ovnis previamente secretos, incluyendo una carta que sostiene que Winston Churchill ordenó el encubrimiento durante cincuenta años de un encuentro en tiempos de guerra entre una nave extraterrestre y un piloto militar británico. Los archivos cubren décadas y contienen decenas de relatos de testigos, bocetos y notas de información clasificada que documentan misteriosos avistamientos en todo el Reino Unido. Según uno de esos expertos, llamado Nick Pope, “la mayor parte del material de archivo de los años 50 fue destruida”. En realidad, lo único de cierto es una carta de un ciudadano anónimo que cuenta que su abuelo le escuchó una vez decir a Churchill que había decidido ocultar al público que unos ovnis habían hecho contacto con la tripulación de un avión de la Royal Air Force que regresaba de un bombardeo, porque podría causar pánico masivo. El Ministerio de Defensa investigó el caso pero no descubrió registro escrito alguno del incidente.



Guillermo Piro