COLUMNISTAS OPINIÓN

Novedades editoriales

El miércoles que viene comienza una nueva edición de la Feria de Frankfurt.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com Foto:Perfil.com
El miércoles que viene comienza una nueva edición de la Feria de Frankfurt. Como desde 2010, una delegación de escritores –antes numerosa, ahora pequeña– es invitada por el gobierno argentino. Siendo escritor ir a Frankfurt tiene poco interés o directamente ninguno. La Feria es el más grande encuentro editorial de negocios, en la que básicamente editores y agentes se dan cita para pactar libros, contratar derechos de traducción, hacer relaciones públicas, ponerse al día y, según cuentan, depende del caso, también reencontrarse con viejas o viejos amantes. No se venden libros al público, y los escritores son lisa y llanamente sapos de otro pozo (lo cual habla muy bien de ellos). Por lo tanto, en todas las delegaciones anteriores brilló por su ausencia el gremio que sí debería haber sido invitado: el de los editores. Pues este año, la Fundación Typa  (que como ninguna otra institución ha realizado un aporte crucial en la dirección de tender puentes, organizando desde hace 14 años la “Semana de Editores en Buenos Aires”, en la que vienen editores extranjeros a conocer libros y autores argentinos), este año, como venía diciendo, Typa, con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación, organizó una selección de cuatro editores que viajarán invitados a Frankfurt. Está muy bien. Es un buen primer paso, que auspiciamos continúe en el tiempo y se amplíe a un mayor número de seleccionados.

Entretanto, las grandes editoriales europeas (y en menor medida, las norteamericanas) afinan las novedades que presentarán en la Feria. La lista de Foreign Rights 2016 de la editorial Suhrkamp, de Alemania, trae una sorpresa que, si yo fuera editor y me sobrasen unos pesos, intentaría contratar (sabiendo que sería imposible, seguramente se lo llevará algún gran grupo multinacional): German Diaries de Samuel Beckett. Presentado en una edición bilingüe, en dos tomos que suman unas mil páginas, con fecha de publicación recién para 2018 (pero con los derechos mundiales a la venta desde ahora) son los diarios más extensos que jamás haya escrito Beckett. Redactados en Alemania entre septiembre de 1936 y abril de 1937, reúne seis cuadernos encontrados en su casa. Visitas a museos y galerías, reflexiones sobre la literatura, escrito en parte en inglés y en parte en alemán, todo bajo el nazismo en el poder desde 1933. Ya veremos qué observaciones hace Beckett de esa experiencia in situ.

La editorial inglesa Verso, que publica lo más chic de la izquierda radical europea, lanza October. The Story of the Russian Revolution, firmado por China Miéville. De Miéville leí hace años su muy buena novela El azogue (publicada en la vieja Interzona, en la colección que dirigía Marcelo Cohen, bajo la dirección editorial de Damián Ríos) especie de narración posapocalíptica, con una Londres en guerra y en estado de destrucción avanzada. Luego me enteré de que Miéville se había entregado a escribir best-sellers, situación que, tal vez, me quitó las ganas de seguir leyéndolo. Pero habiendo recordado que Miéville es un viejo militante trotskista, en especial de la Socialist Alliance –por la que llegó a ser candidato a la Cámara de Representantes– la idea de leer una Historia de la Revolución Rusa escrita por él se me volvió apetecible. Lo voy a comprar por Amazon, que te manda libros marxistas a tu casa en un par de días, explotando a sus empleados, por supuesto.