COLUMNISTAS

Paren las rotativas

PERFIL COMPLETO

Cuando del diario PERFIL me ofrecieron escribir una columna sobre el mundial, pensé que se habían equivocado de persona. O que Gonzalo Bonadeo les había dicho que no. Después vi que él sí escribía y ellos seguían insistiendo en que no era un error, que también me querían a mí.
Como tengo el sí fácil (no lo puedo negar) les dije que por supuesto, que lo iba a hacer. Esta es la cuarta columna que escribo. Pero la más difícil.

Me insisten en que la tengo que entregar el viernes a última hora. (Entre el sí fácil y que tengo que entregar, no sé qué van a pensar de mí).

—Pero el partido de Argentina es el sábado a las 13 –les digo–. ¿No la puedo escribir cuando sepa el resultado?
—Y... no, hay que cerrar el diario.

—¿Y qué pongo? ¿Que estoy contenta porque le ganamos a Bélgica o que es muy triste haber perdido? ¿Debería escribir una por cada resultado y ustedes ven cuál poner de acuerdo con qué pase el sábado?
—Sí, eso puede ser –me dicen.

—Pero me la pagan doble, ¿no?

Las carcajadas que escuché me hicieron dar cuenta de que eso no iba a suceder. ¿Qué hago entonces? ¿Soy optimista y digo que el gol de Messi en el primer minuto del partido fue buenísimo? ¿Que ganarle 9 a 0 a Bélgica es más de lo que esperábamos? ¿Que Basanta (que no sé de dónde salió) fue la figura? ¿O hablo de penales que no sé si se van a tirar? ¿De lo injusto del árbitro?

Si quieren que opine de deportes puedo hablar de que Roger Federer está en la final de Wimbledon y eso me pone muy contenta, pero dudo que a alguien le importe lo que yo pueda decir de tenis en una columna sobre fútbol... ¡Gracias si les interesa lo que digo sobre el Mundial!

¿Otra vez voy a escribir sobre algún jugador que esté bueno? La semana pasada lo hice sobre Lavezzi, pero me parece que ya sería mucho. Aunque si quieren tengo una lista larguísima de otros jugadores que están fuertes.

¿Voy a escribir sobre Alemania ganándole 1 a 0 a Francia o de que Brasil no hizo jogo bonito, sino todo lo contrario y, a pesar de eso, ganó?
Lo que tengo en la cabeza es el partido de mañana (sí, repito, esto lo estoy escribiendo el viernes a pedido de los editores).

Ya planifiqué dónde lo voy a ver, con quién, y hasta ya sabemos que va a haber picada. Lo único que no sé es cómo va a salir. Por eso, ¿no pueden esperar un cachito y lo escribo más tarde?

Sí, ya sé… hay que cerrar. Bueno, ¡ahora se las mando!

*Comediante y actriz.



Malena Guinzburg