COLUMNISTAS

Patio o muerte

PERFIL COMPLETO

Foto:Captura de video.

Pocas veces quedó tan claro a quién le habla la Presidenta. Tras la primera cadena nacional post default del jueves, siguió su show oratorio por tres patios de la Casa Rosada. Arriba, ella. Abajo, la militancia enfervorizada y acrítica con su líder.

Los paseos discursivos de Cristina no saben de tiempos ni de oportunidades. “La Doctora”, como le dicen en el Gobierno cuando no está presente, decide eso también. Aunque no haga falta ni sea  necesario. O se exponga a que su imagen quede vinculada al mejor programa humorístico de la TV argentina, como muestra la imagen capturada que acompaña este texto.

Axel Kicillof todavía no se le animó a patio alguno (acaso sí al de su casa). Pero, al igual que su jefa idolatrada, también les habla a los propios. Más que nunca. Incluso, y sobre todo, desde Nueva York. Con tono de joven profesor universitario o modismos callejeros antiacadémicos. Néstor Kirchner, que despreciaba a personas como Kicillof, tenía en su manual político una frase que simbolizaba su pragmatismo o doble discurso: “No oigan lo que digo, vean lo que hago”.

Cristina y Axel le otorgan un valor a la palabra distinto que el fallecido expresidente, lo que igual no los exime de relatos y contradicciones. Sucede que la repetición de conceptos y el cerrado círculo al que van dirigidos expresan el declive de un modelo.

Ese agotamiento no sería tan preocupante si no fuera que falta más de un año para las elecciones y que la economía argentina, nada menos, da señales de una caída tan crítica como imprevisible.



jcalvo