COLUMNISTAS OPOSICION BONAERENSE

Peronismo a la medida de Macri

Vidal disfruta de su buena imagen mientras el PJ en la Provincia se atomiza y se diferencia. El juego de Massa, Bossio y Randazzo.

PERFIL COMPLETO

Foto:Dibujo: Pablo Temes

La alusión de Michelle Obama a su valentía cierra la que tal vez sea la mejor semana de María Eugenia Vidal desde que es gobernadora. Sondeos de la tercera semana de este mes coinciden en destacarla como la dirigente de mejor imagen en la provincia de Buenos Aires, con una adhesión superior al 70%.

Pero hay dos datos confirmados por los estudios que moderan el optimismo por la inclusión en la agenda internacional con  la visita del presidente de los Estados Unidos y su esposa y primera dama. Sergio Massa es el mejor posicionado detrás de Vidal sin que asome otra figura del PRO capaz de garantizar un resultado electoral positivo en 2017, en un territorio decisivo para las presidenciales de 2019.

Es un síndrome compartido por el resto de las fuerzas a excepción de la de Massa, llevado por esa inercia al centro de las especulaciones electorales que estiman crucial el mes de abril para un calendario que acumuló tensiones en febrero y marzo con la reanudación de la actividad legislativa, pero particularmente la judicial.

La autonomía de ese poder es motivo de discretos debates en la oposición: el voto a favor de la caducidad de la ley cerrojo de Diego Bossio fue atribuido a una auditoría sobre la Anses. Exista o no, bastó para descartarlo como la figura taquillera que precisan los intendentes dialoguistas del Conurbano liderados por el de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

El fallo del 11 de marzo de la sala 4 de la Cámara Penal, que ratificó el de Pablo Raele en la causa por enriquecimiento ilícito del Juzgado de Garantías Nº 3 de La Plata, no vuelve definitivo el sobreseimiento que aguarda Daniel Scioli, otra figura  más rutilante. Se descuenta que una apelación a ese fallo será interpuesta ante el Tribunal de Casación Penal bonaerense.

Florencio Randazzo es la propuesta del único intendente que logró promover el ex gobernador. Mariano Cascallares, de Almirante Brown. Lo hizo en el asado servido el 16 de marzo en Adrogué para sus pares y legisladores provinciales. Alternativa que entusiasma a viejos colaboradores, pero no al ex ministro de Transporte, preocupado por estar a distancia de iniciativas que puedan ligarlo al oficialismo.  

El allanamiento judicial al Municipio de Almirante Brown  llevado adelante el 18 de marzo por el Juzgado Federal Criminal y Correccional Nº 2 de Lomas de Zamora, a cargo de Jorge Di Lorenzo, reúne condiciones para justificar aprehensiones semejantes.      

Comenzó un viernes a las 18, horario en que extrañamente el personal jerárquico esté presente como sí lo estuvo el de la Mesa General de Entradas para recibir a los fiscales  Maximiliano Callizo y Marcos Prezzini, al frente de dos patrulleros de la Policía Federal.

Retiraron más de 8 mil órdenes de pago de fondos educativos girados en 2013 por el gobierno nacional a través del bonaerense, en  una actuación de oficio iniciada por la Justicia a raíz de declaraciones periodísticas de Cascallares y el actual presidente del Concejo Deliberante, Juan Fabiani, a quienes no creyó preciso solicitar que ratificaran sus asertos: el desvío de recursos en que habría incurrido el anterior gobierno municipal.

Gustavo Santiago sigue el trámite absorto. El interventor bonaerense en el Consejo Escolar de Esteban Echeverría hizo pública la falta de  documentación por el gasto de casi $ 50 millones del mismo programa ejecutado por el municipio que gobierna Fernando Gray desde 2007.  Período en que el área contable sufrió cuatro incendios. El último, el 26 de febrero. A diez días de dispuesta la intervención.      

 Gray responde a Insaurralde, al que Juan José Mussi atribuye compartir gobierno con Vidal. Al ex intendente de Berazategui lo inquieta la falta de contacto con gobernadores para una lista de unidad que impida la intervención del PJ. “Se trata de quedarse con algo”, confesó a un interlocutor en el acto K de Avellaneda en relación con las posibilidades de la lista  que encabeza Jorge Capitanich como presidente  y tiene de apoderado a Aníbal Fernández.

El vínculo de la gobernadora con Insaurralde es recelado por los peronistas de Cambiemos. A un acuerdo que se ampliaría si se demora el plazo de los fondos comprometidos en la aprobación del Presupuesto, le atribuyen la permanencia del ex aliado de Pablo Paladino, Omar Galdurralde, en el directorio del Banco Provincia.
Edgardo Cenzón  adelantó a los intendentes el plan de reactivar las casi 300 obras licitadas, pero detenidas por falta de pago en la Provincia. Ni con las emergencias dispuestas, el plazo de nuevas sería inferior a nueve meses.

El argumento del ministro de Infraestructura sensibiliza a otros aliados: suponen que con la aparición de recursos económicos, el PRO prescindiría de sus servicios. El seminario del 30 de marzo en la UCR bonaerense se prepara para eso: debatir si pertenece al oficialismo o a la oposición.

Massa reveló a los legisladores reunidos en la residencia del presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Sarghini, el riesgo que ayudó a fomentar con sus reticencias en el Congreso: “Si seguimos jodiendo, nos quedamos sin financiamiento”.          

La tensión en el Senado bonaerense por la Comisión de Asuntos Constitucionales reclamada por Jorge D’Onofrio y Sebastián Galmarini hizo eco en un viejo competidor por el liderazgo en la Primera Sección Electoral: Joaquín de la Torre, quien efectuó un enigmático anuncio sobre el abandono de funciones políticas en el Frente Renovador.

Al intendente de San Miguel se le atribuye padrinazgo sobre el titular del PJ local, Claudio Pérez, y sobre su esposa, la concejala Stella Repetto, quien abandonó el Frente para la Victoria para constituir un monobloque identificado con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

De la Torre es un antiguo promotor de Insaurralde, de renovada confianza con el clero para sorpresa de los concejales que visitaron la arquidiócesis de Lomas el 6 de marzo por la inminente apertura del Bingo en Puente de la Noria. “Martín nos hizo ver la luz”, les dijo el obispo Jorge Lugones a los ediles acerca de la instancia judicial que podría destrabar el traslado del ubicado en Temperley.

La Iglesia no se opondría a una estatización de las casas de juego, que hallaría poca resistencia en la crisis de Codere y en su competencia, Bolt, quien vería una salida benéfica para extenderse a otros rubros. Acaso la razón más poderosa para que el obispo rechace volver a pronunciarse sobre ese asunto.

*Analista político.



Daniel Bilotta