COLUMNISTAS ELECCIONES 2015

Por qué el FpV va a ganar en octubre

Por Artemio López | Análisis del impacto de la mejora interanual de indicadores para la coyuntura socioeconómica, el empleo, el ingreso y el consumo.

PERFIL COMPLETO

Foto:PRESIDENCIA

Sostuvimos en estas mismas columnas de PERFIL que son tres los factores que dan forma al cada vez más evidente triunfo electoral del oficialismo en octubre. 

El liderazgo de Cristina que cierra su mandato con imagen positiva promedio de 50%, similar a la que obtuvo en octubre de 2011 cuando obtuvo 12 millones de votos. El notable piso electoral del FpV en torno al 33% de los votos (uno de cada tres electores) aún en coyunturas socioeconómicas estrictas como las de los años 2009 y 2013, con caída en el PBI, destrucción de un punto de empleo, crisis política y social abierta por la aprobación de la resolución 125 de Lousteau, etc. La mejora sostenida de la coyuntura socioeconómica en este año, contra todos los pronósticos de los gurúes neoliberales en el amplio universo “MB”, desde Miguel Broda a Miguel Bein.

En el cuadro que acompaña esta columna se observa la importante mejora interanual de indicadores relevantes para analizar la coyuntura socioeconómica, el sostenimiento del empleo y los niveles de ingreso y consumo. Todos los indicadores medidos interanualmente son muy positivos, salvo automotores que registra una caída de 21%, producto de la merma de exportaciones a Brasil, país atrapado por el ajuste que implementa Dilma Rousseff.

La recolección de residuos domiciliarios, un indicador notable de consumo, muestra un incremento interanual de 9%, en tanto la energía eléctrica y el agua entregada superan el 4% de aumento anualizado, y el consumo de gasoil alcanza una suba de 9,4% anual.

La recaudación de IVA y Seguridad Social promedio está por sobre el nivel inflacionario, al igual que los salarios privados y el denominado Gasto Público (inversión) que alcanza el 39% interanual en abril, pero seguramente se incrementará  los meses que faltan recorrer hasta octubre, superando el 50%.

En conclusión, con inflación a la baja y convergiendo en torno al 20% anual, paritarias por sobre el 27% promedio, AUH y otros beneficios, Salario Mínimo, Jubilaciones y Pensiones creciendo al menos 10 puntos por sobre la inflación y el aumento de la inversión pública en un contexto de mejora de indicadores múltiples de empleo, ingresos y consumo, se estima que en el tercer trimestre de este año, en el entorno electoral, el país crezca al 4,8% anual y sobre el 50% de la población de menores ingresos donde se realiza el 70% del voto oficialista, el efecto bienestar en materia de ingresos será equivalente a un crecimiento del 6%.

Si los candidatos oficialistas están a la altura de aquello que expresa para un conjunto muy importante de ciudadanos el proyecto nacional que conduce Cristina Fernández de Kirchner y cuyo mayor capital es la gestión cotidiana, no se observan dificultades estructurales para que el ciclo 2015-2019 marque el primer tramo del actual oficialismo ya sin sus líderes fundadores como candidatos a presidir la Argentina. La base está, hay eso sí, ruido de medios opositores negándolo y habrá mucho más, nada nuevo.

Finalmente, en este contexto estructural, es evidente que con una fórmula kirchnerista competitiva, la continuidad del proyecto que inaugurara Néstor Kirchner en el año 2003 y hoy encarna la presidenta Cristina Kirchner está electoralmente garantizada.

Infografía (Fuente: Consultora Equis en base a datos Mecon, MTSS, Adefa y AFIP):

(*) Director de Consultora Equis.

 



alopez