COLUMNISTAS DEFENSOR DE LOS LECTORES

Riesgos de la sobreexposición

.

RAVI SHANKAR. Despliegue superlativo para el gurú y su ONG.
RAVI SHANKAR. Despliegue superlativo para el gurú y su ONG. Foto:Cedoc Perfil
La mejor de las buenas intenciones en este oficio puede quedar frustrada cuando se incurre en exceso al procesar información o sobredimensionar personajes o situaciones. Es lo que provocó en este defensor de los lectores la cobertura dada el domingo 2 a los dichos y acciones de la organización denominada El Arte de Vivir y de su jefe, Sri Sri Ravi Shankar. Sin que esto implique una crítica a los objetivos y actividades del gurú y sus seguidores, resulta al menos llamativo que se le haya dado a una declaración de Ravi tal despliegue en este diario: título y foto principal en la portada (“Yo le anticipé a Macri que iba a ser presidente”), una nota amplia en la que se reproduce una entrevista telefónica realizada cuando el gurú estaba en Miami en viaje de regreso a la India, después de haber participado en la firma del tratado de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla, y dos notas menores: una sobre su intervención en las negociaciones realizadas en La Habana, en la que el personaje afirma haber hecho meditar durante tres días a los dirigentes de las FARC; la otra acerca de un crucero programado por El Arte de Vivir para diciembre y la marcha del proyecto de un country en Open Door. En total, entonces, la referencia dominante en la tapa y dos páginas de apertura de la sección Sociedad, con nueve ilustraciones.

Este ombudsman planteó al jefe de redacción de PERFIL sus objeciones a tan amplio desarrollo (en la misma edición, tal espacio fue destinado –ejemplificando con un suceso afín– a anunciar el trascendental plebiscito que rechazó el tratado de paz en Colombia). Javier Calvo derivó el tema a la editora de Sociedad, Paulina Maldonado, quien respondió así: “Tu principal cuestionamiento es la extensión de la nota y eso es algo absolutamente subjetivo. Entiendo que a vos te haya parecido excesivo, nosotras consideramos que una entrevista mano a mano con el líder de una ONG polémica que siguen miles de argentinos y que acostumbra dar poquísimas notas lo merecía”. Lamentablemente, en ningún tramo de tan amplia cobertura se señala que el personaje y su institución es una ONG polémica. Se dice, sí, que sus cursos y actividades son seguidas por miles de argentinos (millones, en todo el mundo) y no hay en los textos referencia alguna a numerosos cuestionamientos hechos a la organización y su líder, en particular los manejos de cuantiosos fondos que generan. Por cierto, la decisión de darle a un tema de este diario mayor o menor espacio es privativa de quienes editan, pero ella debiera quedar subordinada a la trascendencia del tema elegido.
En este caso, no parecen ser suficientes para tanto despliegue los dichos del entrevistado (es casi una obviedad reproducir sus palabras de elogio a Macri, uno de los seguidores de Ravi Shankar desde hace años, incluyendo actos públicos y encuentros cuando el Presidente era jefe de Gobierno de la CABA).

La sobreexposición conlleva, también, la posibilidad de que un tema o personaje pierdan credibilidad entre los lectores, y más cuando se produce una marcada insistencia en las publicaciones relacionadas. PERFIL ha publicado, en los últimos meses, varias notas y referencias sobre el gurú y su institución: “Los argentinos que reunieron a las FARC con el gurú Ravi Shankar. Francisco Moreno Ocampo, hijo del jurista, gestionó el encuentro a pedido del líder de El Arte de Vivir. Paula Schargorodsky lo documentó” (28 de agosto); “De Obama a Shankar, el mundo saludó a Argentina por el Bicentenario” (10 de julio); “Cómo será Nirvana, el country que proyecta El Arte de Vivir” (29 de mayo).

Otros temas. En recientes ediciones, los lectores pudieron observar algunos errores o cuestionables criterios de edición:
El mismo domingo 2, un epígrafe en la tapa contuvo una equivocación: se dice allí que la película El ciudadano ilustre estaba entonces entre “las tres más taquilleras de 2016”. Es probable que acabe por serlo, sí, pero ese día, el suplemento Espectáculos consignaba que el film protagonizado por Oscar Martínez figuraba octavo en el ranking.
Durante la pasada semana, las redes sociales reflejaron el enojo de mucha gente por un título de tapa (no repetido en Deportes), en la edición del domingo 2: “Festejo consuelo: campeón mundial al menos en Futsal”. La apreciación es peyorativa, minimiza un acontecimiento que saludaron cientos de miles de argentinos con justa razón.

La edición de ayer contiene numerosos errores que pueden o no ser atribuidos a la sección Corrección porque, muchas veces, los editores reescriben títulos, textos y epígrafes sin volver a pasar por ella. Entre ellos, un destacado de la página 2 dice “El espirituo…”, agregando la última letra erróneamente; y el título de la
página 38 contiene un textual que comienza con minúscula cuando debió ser con mayúscula.