COLUMNISTAS

Sciolismo, neoliberalismo y kirchnerismo

PERFIL COMPLETO

Durante la inauguración de una nueva línea de producción en la planta que la automotriz Honda tiene en la localidad bonaerense de Campana, la presidenta Cristina Kirchner advirtió que quienes utilizan el concepto de “achicar la demanda” en realidad proponen “achicar los salarios”, y puntualizó que, “para aumentar la inversión” el sector empresario debe “disminuir un ‘cachitito’ la rentabilidad o traer la (plata) que se llevó afuera”.

Fue una dura réplica al ajuste neoliberal que proponen los economistas Miguel Ángel Broda, Carlos Melconian, José Luis Espert, o el sciolista Miguel Bein quien explícitamente propone suspender la recomposición salarial pues juzga excesivo el nivel existente convertidos a dólares. Dice el economista sciolista: “Se necesita un acuerdo político, de consenso: no va más el ejercicio del poder como se está viendo hasta ahora, para poner a la Argentina en carrera, porque la agenda que viene no es la del aumento de salarios, que genera una suba de la demanda. Esta será la década de la inversión y del desarrollo”.

Las coincidencias entre gurúes neoliberales no se detiene en este punto central, restringir o no la demanda interna, si no se expande a la crítica a otras herramientas estratégicas del kirchnerismo como el dólar ahorro. Al respecto el sciolista neoliberal Bein sostuvo: “Mal que le pese, hay que apuntar al dólar ahorro. Yo no voy a regalar el abastecimiento industrial del país a diez millones de tipos como vos y como yo que quieren llevar el BCRA a la casa”.

En exacta oposición al pensamiento económico kirchnerista que encarna Cristina Kirchner e implementa Kicillof, para quienes el dólar ahorro es una herramienta antidevaluatoria central.

En efecto, alrededor de 500 mil asalariados son los que pueden acceder al verde ahorro. El verde ahorro es la forma que encontró el Banco Central de la República Argentina para poder intervenir “legalmente” en un mercado ilegal como el blue.

Con el pure del ahorro se logró contener primero y desplomar después al blue que fue la herramienta elegida por el Círculo Rojo para provocar el estallido de la economía fogoneando diariamente su incremento de cotización para que todos los precios de la economía se alinearan con ese verde que tenía como destino perforar los 20 pesos desatando el tan ansiado rodrigazo.

El paradigma neoliberal de Bein y demás gurúes lo que busca es destruir esta herramienta que encontró el Banco Central y poder lograr en diciembre la megadevaluación para licuar salarios por la que están bregando desde hace años.

El neoliberalismo no tolera el actual nivel salarial de $ 6.500 mensuales promedio. En otras palabras mantener la actual tasa de ganancia media empresaria supone no admitir niveles salariales superiores a los U$S 500 mensuales promedio. ¿Poca plata no?

¿No es ésta una actitud mezquina de los grupos de poder económico cuyos intereses la ideología neoliberal representa cabalmente, no es una muestra de egoísmo inadmisible de parte de aquellos que durante esta etapa de crecimiento sostenido se la llevaron con pala? ¿No lo es, estimados lectores de PERFIL?

*Director de Consultora Equis.



Artemio López