COLUMNISTAS BUENOS AIRES

Un Boca-River de Angelici y Carrió

Justicia, juegos de azar, fútbol, política y policía son tips del entrecruzamiento de intereses capaces de condicionar al poder institucional para dar respuesta en la provincia de Buenos Aires a la agenda que expresa la ciudadanía con el voto.

PERFIL COMPLETO

Elisa Carrió, Mauricio Macri y Daniel Angelici.
Elisa Carrió, Mauricio Macri y Daniel Angelici. Foto:Cedoc

Justicia, juegos de azar, fútbol, política y policía son tips del entrecruzamiento de intereses capaces de condicionar al poder institucional para dar respuesta en la provincia de Buenos Aires a la agenda que expresa la ciudadanía con el voto. Hernán Lacunza lo comprendió por Eugenio Melitón López. El titular de Lotería suprimió del Presupuesto la idea del ministro de Economía para llevar al doble el gravamen que pagan los Bingos con el argumento de evitar el frente común de las empresas del sector: Codere, Boldt y por ahora Cristóbal López.

Es una excusa de efecto inesperado. Agranda el mito de la influencia en Cambiemos de Daniel Angelici a quien Melitón López conoce del universo en el que desarrolló su profesión: intermediario de fútbol. Actividad bajo sospecha del fisco pero sin otro resultado cierto que ése. Cóctel explosivo difícilmente ausente en la mesa compartida por Mauricio Macri con Elisa Carrió pese a la estricta dieta que cumple la diputada. Es quien ejerce veto por el trato de Angelici con jueces federales.

De allí la versión de esta semana  en La Plata con efectos concretos: la salida en diciembre del titular de Lotería. Alude a la incomodidad  por la cercanía de una figura polémica con María Eugenia Vidal, la dirigente mejor ponderada en la opinión pública. Además del efecto nocivo sobre un funcionario afín al presidente de Boca Juniors.

La visita a Martín Insaurralde de la gobernadora para entregar chalecos antibalas a la policía local ocurrió en medio de un conflicto donde el club gana visibilidad. Los barras intentan anexar como negocio a Temperley y Los Andes por intermedio de Víctor “el Payaso” Rodríguez y Walter Coronel. A Rodríguez se le atribuye forzar la renuncia del presidente de Temperley, Hernán Lewin.

Oscar Ferreyra finaliza en diciembre mandato en Los Andes. Pidió licencia luego de que balearan su casa en 2014. Coronel ganó la batalla. Los dos responsabilizan a la Bonaerense de inacción. Argumento a favor del reclamo para conducir la policía local del intendente de Lomas de Zamora, quien los respaldó. Sospecha en esos movimientos a opositores a su gestión.

Temperley y Los Andes comparten titularidad de la licencia de Bingo que Codere explota en un hipermercado de las avenidas Eva Perón e Hipólito Yrigoyen pero que presiona por trasladar a otro inmueble en Puente La Noria, muy cerca de la feria La Salada. Insaurralde concedió habilitación definitiva a esa locación como sala de juego cuya propiedad es compartida por la firma española y Daniel Mautone.

Sería en apariencias contradictorio que su socio en otros bingos, Angelici, aparezca en aval del rector de la Universidad de Lomas, Diego Molea, y del diputado provincial Fernando Navarro en Temperley o de

Gabriel Mariotto y Pablo Paladino en Los Andes. Autoridades municipales insisten en sindicarlos como beneficiarios de la crisis en esas instituciones. Navarro niega conspirar contra Insaurralde con quien mantiene alianza y potencial litigio. Renueva mandato en 2017 mientras el intendente pretende representación propia en la Legislatura a través del grupo Esmeralda.

Además de la relación con el operador judicial y miembro de la Auditoría General de la Nación, Javier Fernández, a Molea y a Angelici los une el árbol genealógico partidario. Alguna vez fueron radicales. Curioso: de profesión abogado, Molea soñó con que Insaurralde lo declarase heredero de la intendencia después de ser electo diputado.

Lewin y Ferreyra elaboran una especulación más. La irregular entrega de fondos de la AFA que desestabilizó sus limitadas economías. Angelici pugna por una superliga que reconozca mejores ingresos a los clubes grandes. Una inusitada exposición de cuya inconveniencia tal vez Carrió intente persuadir al Presidente. Y acaso explique hasta dónde llega la inquietud de Angelici al atribuirle simpatías por River.


*Periodista y politólogo.