COLUMNISTAS ASUNTOS INTERNOS

Un Casanova del siglo XX

Todos vimos el blooper final de la entrega de los Oscar, y hasta los que no lo vieron saben lo que pasó.

PERFIL COMPLETO

warren beatty.
warren beatty. Foto:cedoc

Todos vimos el blooper final de la entrega de los Oscar, y hasta los que no lo vieron saben lo que pasó. Hoy sabemos que el culpable de todo fue un tal Brian Cullinan, que entregó el sobre equivocado a los presentadores, Bonnie and Clyde. En un primer momento la culpa recayó sobre Warren Beatty (Clyde), y la cosa no merecería ningún comentario si no fuera porque siendo culpable o no, da igual, nadie podría criticar al último gran amante de Occidente, nadie teniendo en cuenta que a su lado todos, absolutamente todos, parecemos gerontes minusválidos impotentes. No sé qué habrá hecho el espíritu de Casanova entre 1798 y 1937, pero lo cierto es que el 30 de marzo de ese año encarnó en Warren Beatty. Casanova llegó a acostarse con poco más de cien mujeres (aunque su vida sexual declinó muy pronto, antes de cumplir los 50 años); Warren Beatty se acostó con muchas más. Sonia Braga llegó a decir: “Ir a Hollywood y no acostarse con Warren Beatty era como ir al Vaticano y no visitar al Papa”. Según Peter Biskind, su biógrafo, Warren Beatty se acostó con 12.775 mujeres (y eso hasta 1992, año que Biskind, en el libro Star. The Life and Wild Times of Warren Beatty, considera el fin de las correrías de Warren). Redondeemos en 13 mil y sigamos.

La actriz británica Joan Collins dijo una vez: “Tres, cuatro, cinco polvos al día era lo habitual para Warren. Y era capaz de responder llamadas telefónicas al mismo tiempo. Yo no podía aguantar ese ritmo. Nunca para. Será por todas esas vitaminas que toma. Si hubiera seguido con él, en unos años habría acabado consumida”. Alguien le preguntó a Collins si era verdad que hacía el amor con Warren siete veces por día, a lo que ella respondió: “El tal vez lo hiciera, yo me limitaba a estar ahí tumbada”. La revista Entertainment Weekly dijo una vez que “la vida sexual de Warren Beatty es su mayor contribución a la cultura pop”.

Shirley MacLain, su hermana mayor, lo dijo del modo más claro que pueda decirse: “Soy la única actriz de Hollywood que no se acostó con Warren Beatty”. Aunque no hay que quitarle méritos a Woody Allen: “Si alguna vez tuviera la oportunidad de reencarnarme, me gustaría volver convertido en las yemas de los dedos de Warren Beatty”. Hay un dicho popular que dice que si sos mujer y viviste en algún momento entre 1960 y 1992 en un radio de 120 kilómetros alrededor de Hollywood, lo más probable es que hayas tenido sexo con Warren Beatty. Puede ser que no lo recuerdes, pero sin dudas así fue.

Emulando a Giacomo Casanova, que solía hacer cosas parecidas, un día recibió una llamada telefónica de una de sus ex amantes, y ésta le dijo que su actual marido no la deseaba sexualmente desde que ella se había hecho una mastectomía. Beatty le dijo: “Subí a un avión y vení a verme, voy a cogerte sin pensarlo dos veces”. Una lista de sus amoríos puede resultar más tediosa que las listas de parentescos que aparecen en el Antiguo Testamento. Volviendo a Biskind, voz autorizada, “es más fácil contar estrellas en el cielo que calcular el número de mujeres con las que se ha acostado Warren Beatty”.

Desde hace veinticinco años Warren Beatty está casado con la actriz Annette Bening, y a pesar de eso (o justamente por eso) todos le siguen preguntando por su vida sexual. El lo expresó con bastante claridad: “No, no me acosté con casi 13 mil mujeres, eso habría significado no sólo que hubo más de una persona en el mismo día, sino que no repetí con ninguna”, lo que es asombroso, porque sencillamente está diciendo que se acostó con más de una persona en el mismo día y no repitió con ninguna.