COLUMNISTAS RESPUESTA DE GOOGLE A GUARESCHI

Una Internet abierta, libre e igualitaria

PERFIL COMPLETO

Bajo el inquietante título “Internet está en peligro”, el periodista Roberto Guareschi publicó el domingo último una columna de opinión que tergiversa completamente una propuesta de legislación realizada por Google y Verizon. Como compañía que siempre ha estado y seguirá estando comprometida con una Internet libre y abierta, queríamos aclarar algunos puntos de nuestro proyecto, realizado en conjunto con la compañía Verizon y no con Comcast, como confunde Guareschi.

Lo primero que señala el documento firmado este mes por Google y Verizon es que busca preservar una Internet abierta en defensa de los consumidores y de los nuevos y dinámicos mercados creados a partir de esta plataforma. La propuesta puesta a consideración de los legisladores norteamericanos propone por primera vez que el ente regulador, la Comisión Federal de Comunicaciones, tenga autoridad para hacer cumplir los principios básicos para mantener la Internet abierta y libre.

El informe especifica que el ente regulador tendrá autoridad para recibir quejas de usuarios e imponer penas contra quienes actúen discriminando contenidos legales en Internet. En la actualidad no existe mecanismo alguno para proteger a los usuarios contra prácticas discriminatorias en el tráfico de Internet. A su vez, Verizon aceptó voluntariamente someterse a reglas de transparencia y no discriminación, una novedad para un proveedor de comunicaciones líder que esperamos sea un ejemplo a seguir por otros proveedores de banda ancha.

La propuesta marco también exige que se adopten principios de transparencia, hoy inexistentes, para que los usuarios tengan conocimiento exacto del manejo que los operadores realizan sobre las redes de banda ancha. Y agrega que sólo en caso de que la Comisión Federal de Comunicaciones verifique que el operador de banda ancha cumple con todos los principios de no discriminación y protección al consumidor establecidos en la propuesta, este podrá ofrecer algunos servicios adicionales y diferenciados.

Tal vez Guareschi ve aquí una conspiración que lo lleva a afirmar que estaríamos frente a una “ofensiva” que permitirá que las grandes corporaciones provean una Internet veloz y cara a algunos y otra barata y pobre para la mayoría. Todo lo que señala nuestra propuesta es contrario a esta afirmación y en ningún momento se mencionan posibles tarifas, por lo que las adjetivaciones de “cara” y “barata” sólo pueden ser producto de la especulación.

Guareschi dice que nuestra propuesta se limita a la Internet móvil, lo cuál no es cierto, dado que por el contrario se refiere tanto a las redes fijas como a las móviles. Lo que sí se afirma en nuestro proyecto es que creemos firmemente en una Internet libre y abierta y que por varios motivos que no alcanzaríamos a detallar en este espacio, no se puede avanzar aún en una regulación clara en torno a las redes inalámbricas.

Lo que proponemos entonces, como un buen primer paso y con el Congreso norteamericano manteniendo un control cercano, es que se haga transparente la información sobre el manejo de tráfico en estas redes. Actualmente, no existe información alguna sobre cómo se maneja el tráfico de Internet sobre redes inalámbricas. Nuestra propuesta solicita que el gobierno norteamericano ejerza funciones de monitoreo permanente sobre el mercado de banda ancha inalámbrica y que el Congreso de ese país tenga la autoridad para imponer salvaguardias para proteger al consumidor.

Por último, Guareschi señala que la “parcelización de Internet” sería un avance sobre la libertad de expresión. Google ha sido líder en la defensa de la libertad de expresión en Internet. Meses atrás, Google dejó de filtrar resultados de búsqueda en China en pos de defender la libertad de expresión en Internet.

Cuesta entender cómo actitudes y propuestas que sostienen los principios enunciados aquí pueden terminar siendo interpretados como una amenaza al futuro de Internet.


*Director de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Google en América latina.



Alberto Arebalos