COLUMNISTAS CHINA-ARGENTINA

Una relación en su mejor momento

PERFIL COMPLETO

Ainvitación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el presidente de la República Popular China XI Jinping realizará una visita de Estado a Argentina en julio próximo. Es la primera visita del jefe de Estado chino a Argentina desde hace diez años, lo cual consiste en un encuentro histórico relevante y servirá para impulsar las relaciones bilaterales a un nuevo nivel. Como han acordado ambos mandatarios, las relaciones entre China y Argentina atraviesan sus mejores momentos.

Siendo por igual grandes naciones en vías de desarrollo e importantes países emergentes, China y Argentina han superado el obstáculo de la distancia física para convertirse en socios cercanos y amigos sinceros de confianza mutua. Desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas en 1972, especialmente a partir de la implementación de la Asociación Estratégica binacional en 2004, los lazos sino-argentinos han registrado un desarrollo integral y acelerado. Ambos países mantienen frecuentes intercambios de alto nivel. En 2010 la presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizó una visita de Estado a China. De 2012 a 2013 visitaron sucesivamente a Argentina el primer ministro, Wen Jiabao; el presidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, Jia Qinglin; y el vicepresidente Li Yuanchao. Durante la Cumbre de G20 en San Petersburgo en septiembre de 2013, el presidente XI Jinping y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvieron un encuentro muy fructífero. Ambas partes han profundizado su confianza política mutua y se han apoyado recíprocamente en los asuntos relativos a los intereses fundamentales. China siempre apoya las reivindicaciones de Argentina sobre las islas Malvinas y Argentina se adhiere firmemente a la política de una sola China.

La cooperación económica y comercial se vuelve cada día más estrecha. En 2013 el volumen del comercio bilateral llegó a US$ 14.840 millones de dólares con un aumento interanual del 2,8%, cifra que se multiplicó por 2.400 veces en comparación con la registrada al inicio de las relaciones diplomáticas. China ya es el segundo socio comercial, el primer destino de exportación agrícola y la tercera fuente de inversión de Argentina, en tanto que Argentina es el quinto socio comercial de China en América Latina y el tercer origen de la importación agrícola china a nivel global. Las inversiones de China han creado numerosos puestos de trabajos directos e indirectos, haciendo contribuciones al desarrollo socioeconómico local.

Ambas partes también han llevado a cabo una fructífera colaboración en las áreas de recursos naturales y energía, infraestructura y finanzas, entre otras.

Los lazos entre países dependen de los contactos de sus pueblos, que a su vez nacen de la sintonía de su gente. Los años recientes son testigo de los cada vez más estrechos intercambios a nivel cultural y humano entre nuestros dos pueblos. La feria china de la Fiesta de Primavera se ha convertido en una imprescindible actividad cultural de Buenos Aires, a la vez que China y su idioma siguen haciendo furor en Argentina. China ha establecido dos institutos de Confucio en la Universidad de Buenos Aires y la Universidad de La Plata. Las cartas de presentación de Argentina como el fútbol, el tango, el vino y la carne bovina han cobrado renombre entre muchos chinos. En marzo de este año, se estableció en Argentina la primera escuela pública bilingüe chino y español, que sirve de otro puente para el intercambio entre ambos pueblos.

El gobierno chino asigna suma importancia al desarrollo de las relaciones con Argentina. No tengo la menor duda de que con los esfuerzos aunados de ambos gobiernos y pueblos, la visita del presidente Xi Jinping a Argentina tendrá un pleno éxito y las relaciones entre China y Argentina contemplarán nuevos horizontes promisorios.

*Embajador de la República Popular China en la Argentina.



Yin Hengmin