COLUMNISTAS

Una vieja obsesión del multimedios

PERFIL COMPLETO

¿Va el gobierno de Mauricio Macri a facilitar que el Grupo Clarín se quede con Telecom? Los accionistas de la empresa telefónica se sienten como una presa en medio de un torneo de cacería.
Al frenar la obligación de desmembrarse, suspender la Ley de Medios, permitirle que compre el 100% de Nextel y abrir la Casa Rosada a sus operadores, Macri afianzó de tal forma su relación con el Grupo Clarín que descolocó a quienes le aconsejaban graduar los favores.
La velocidad de la alianza también hizo levantar la guardia en el mercado de las comunicaciones, que mueve unos 90 mil millones anuales y cuyos principales operadores prevén que tenderá a dibujar un enfrentamiento inevitable entre Clarín, Telefónica y América Móvil, del mexicano Carlos Slim.
Telecom aparece como la pieza preciada de la disputa. Allí conviven el Grupo W, de la familia Werthein, y el mexicano David Martínez, a quien el kirchnerismo no le autorizó la compra de la compañía por su convivencia con el Grupo Clarín en Cablevisión. El zarpazo sólo espera una autorización.
Martínez es uno de los pocos personajes que pudo presentarse como socio de Héctor Magnetto y, a la vez, sintonizar con el kirchnerismo durante el gobierno de Cristina Kirchner. De ahí que incluso en el macrismo se preguntan si sus movimientos responden a una estrategia propia, de Clarín o de inversores ocultos vinculados a la política.
Las ambiciones de Clarín llevan indefectiblemente a Telecom. Nextel tiene dos millones de clientes pero muy lejos de Claro (América Móvil), Movistar (Telefónica) o Personal (Telecom), que superan los 20 millones. La adquisición de la firma le devolvió una silla en el mercado de las comunicaciones móviles y la posibilidad de operar con cuádruple play. Pero todavía como un jugador medio, con un ancho de banda limitado. Telecom significaría la entrada a las ligas mayores. Es una vieja obsesión, la misma que llevó a la ruptura entre Néstor Kirchner y el holding.
El próximo movimiento de Martínez develará el misterio: si enfrenta al Grupo Clarín o si juega en sintonía para confrontar con Telefónica. De una forma u otra, la certeza que se impuso en el mercado es que Telecom será el terreno donde se dirimirá la disputa más intensa de las telecomunicaciones.

Damian Nabot