Terminó la pesadilla en Virrey del Pino  

Se entregó el delincuente que mantuvo de rehén a su propia familia

Mientras escapaba de la policía, ingresó a su domicilio y tomó de prisioneros a su esposa, hijos, cuñada y sobrinos. Finalmente, fue detenido y los prisioneros rescatados a salvo.

Se entregó delincuente en Virrey del Pino | Foto: Canal 26

Luego de una persecución policial que se dio a lugar en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, el perseguido, un hombre de aproximadamente 35 años, se refugió en su propia casa, tomo de rehenes a su propia gente y se atrincheró con 10 familiares en la pequeña vivienda del partido de La Matanza.

Después de ocho horas, el sujeto fue detenido por la policía y los rehenes rescatados a salvo. "Los chicos están en perfecto estado", afirmó el médico que los revisó apenas pudo ingresar a la vivienda.

Fuentes policiales aseguraron que al detenido se le incautó un arma de fuego, y que tiene antecedentes en la justicia. Sobre la situación de los menores, se confirmaron que qedaron a disposición de la Justicia de Menores.  

El hombre mantuvo como rehenes a 10 miembros de su familia -sus dos hijos, su esposa, su cuñada y seis sobrinos-, a quienes amenazó matar mediante la explosión de una garrafa que tiene abierta en la casa, según testigos.

Fuentes policiales informaron a Télam que el atrincherado era Jorge Marone, de 39 años, alias "Gordo Diente", quien desde las 3.00 permaneció armado en la casa situada Joaquín Peña y Maranta, a la altura del kilómetro 38 de la ruta nacional 3, de Virrey del Pino.

El perseguido logró refugiarse armado cuando la policía lo perseguía luego de que se tiroteara con un vecino de la zona. A pesar de que en un principio de informó sobre un asalto seguido de tiroteo como móvil del hecho, luego se estableció que se trató de un enfrentamiento entre vecinos.

A raíz del combate entre el "Gordo Diente" y un vecino apodado "Manco", los habitantes de la zona llamaron a la policía, que persiguió a Marone por varias cuadras.

Según contaron a la prensa unos niños que dijeron ser familiares de Marone, el hombre tenía numerosas armas en el interior de la casa, ya que se trata de una persona que se dedica a robar y que tiene frondosos antecedentes.

Por tal motivo, la vivienda fue inmediatamente rodeada por efectivos de la policía de La Matanza y del Grupo Halcón, que contaron además con la colaboración de un negociador de la fuerza bonaerense.

Tras evadir hábilmente el cerco que había dispuesto la policía, el sospechoso ingresó a su propiedad ubicada en el kilómetro 38 de la ruta nacional 3. Desde ese momento mantuvo de rehén a su esposa, a sus dos hijos, a su cuñada y a sus sobrinos.

Mientras los vecinos reclamaban por la detención del Gordo Diente, personal policial y judicial dialogaron con el delincuente a fin de que libere a su familia y se entregue. Marone se mantuvo atrincherado con una garrafa abierta y con armas, al tiempo que solicitaba garantías para entregarse.

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: