por una neumonía con complicaciones hepáticas  

La Puna quedó en silencio: murió Ricardo Vilca

El cantante y compositor jujeño falleció a los 53 años. Su obra es clave en el rescate de la cultura musical de la Quebrada de Humahuaca. Un amigo lo define como " el que comprendió que la música es un elemento más de la naturaleza".

Foto: Gentileza: http://www.ricardovilca.com/

San Salvador de Jujuy – La Puna quedó en silencio: el cantante y compositor Ricardo Vilca –uno de mejores representantes de la música jujeña– falleció hoy a los 53 años. El músico se encontraba internado desde hacía dos semanas en un centro de salud de San Salvador de Jujuy, aquejado por una neumonía, que se complicó con una serie de problemas hepáticos (ver página del músico).

El artista nacido en Humahuaca reflejó en su obra la impronta musical del Norte del país e, incluso, recibió un premio de la Unesco por su contribución cultural a la Quebrada. Fue, además, docente –durante 16 años– de escuelas rurales y siempre resaltó que obtuvo, en esa experiencia, la materia prima que inspiró su obra musical.

Los restos de Vilca –quien fue profesor de Taller de Producción en la Escuela Superior de Música de Tilcara y se transformó en uno de los grandes animadores del rescate cultural y artístico de esa zona– fueron velados hoy en su casa de Humahuaca y serán sepultados mañana en el cementerio local.

El compositor, hijo de Fidel Vilca pero criado por sus abuelos, se deslumbró con el sonido de la guitarra eléctrica cuando comenzaba su adolescencia, por lo que empezó su carrera musical al frente de grupos de cumbia y de rock. Con relación alfolclore lideró el grupo Ricardo Vilca y sus Amigos, con el que grabó álbumes comoNuevo Día (2000), Majada de Sueños (2003) y Música del Altiplano (1993).

En los últimos años se destacó como compositor de música para películas, realizando la banda sonora de filmes como Una estrella y dos cafés, de Alberto Lecchi; Río arriba, de Ulises de la Orden (actualmente en cartel en el MALBA); y El destino, de Miguel Pereyra, un filme que será estrenado, justamente, el próximo jueves en las carteleras porteñas.

A lo largo de su carrera, Vilca se vinculó con músicos de distintas latitudes y su trabajo –silencioso– desde la Quebrada adquirió otros tintes merced a la admiración que le prodigaron músicos como León Gieco o Ricardo Mollo, de Divididos, que grabaron e incluyeron temas suyos en sus discos.

Gieco se animó a ponerle letra a una de sus piezas instrumentales, “Rey de las nubes”, que incluyó en el álbum Orozco. Por su parte, La Aplanadora del Rock compartió con Vilca un recital en el Pucará de Tilcara, donde emprendieron una versión de “Guanuqueando”, que quedó registrada en el álbum Vengo del placard de otro.

Tras su muerte, el músico de Humahuaca, Tukuta Gordillo, declaró: “La muerte de Ricardo es una mochila muy dura, éramos compinches de un montón de cosas. Él fue el más fino e iluminado de nosotros, el que comprendió que la música era un elemento más de la naturaleza y por eso hizo sonar la música de los zafreros, de los hacheros, de los andinos, el sonido profundo del hombre parado en medio del todo y de la nada, que es la Puna”.

En tanto, Tomás Lipán aseguró que fue “un gran hombre, con una sensibilidad enorme, con una fortaleza interior tremenda y un andador incansable del camino de la música. Fue una persona de una enorme sapiencia musical además de un gran tipo que nos dejó obras increíbles que, aunque se vaya, quedarán para eternizarlo todos los días”.

El realizador de cine Ulises de la Orden, que filmó en Jujuy su último opus, Río Arriba, y que lleva música original compuesta por Ricardo Vilca, afirmó que la muerte del compositor “es una pena, porque era un tipo muy joven y con mucho trabajo por hacer, difícilmente quien lo conoció no haya sentido su influencia. Para mí fue un queridísimo amigo y un maestro en muchos sentidos. Su vida fue la música, pero Ricardo fue el hombre de quien más aprendí cine, especialmente por la forma que tenía de mirar el mundo”.

Con motivo de su muerte, el municipio de Humahuaca declaró tres días de duelo con la bandera a media asta e invitó a un cese de actividades en el sector privado para despedir mañana los restos  del músico, quien será enterrado en el cementerio del pueblo, ubicado a 16 kilómetros de la capital jujeña.

Fuente: Télam

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: