ECONOMIA EL CONFLICTO RURAL

Crece el riesgo de desabastecimiento por el paro del campo

Bajó el ingreso de comestiblesen los centros de distribución y comercialización. Los supermercados piden que se abra el diálogo con el Gobierno.

Foto:DyN

El ingreso de alimentos en los distintos centros de distribución y comercialización bajó hoy considerablemente, y se espera que si el lock out del campo continúa, se vaya indefectiblemente a una situación de desabastecimiento.

Así coincidieron en señalar varias entidades representativas de la distribución y comercialización de alimentos, que asimismo reclamaron un urgente acercamiento entre el Gobierno y los productores para iniciar un diálogo que destrabe el conflicto.

En este marco, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, consideró "una enormidad y una prueba contundente de la extorsión de este paro, que quiere dejar sin alimentos a los argentinos". "No quiere otra cosa, y quiere torcer la voluntad de una sociedad que quiere cambiar, a costa de dejarla sin alimentos", indicó Fernández a radio Mitre.

Precisamente, la entrega de mercadería a los distintos centros de distribución mayorista se redujo a apenas 25 por ciento en el interior del país, y a la mitad en el área metropolitana.

El ingreso de frutas y verduras al Mercado Central de Buenos Aires bajó hoy 40 por ciento en comparación a la mercadería que llega habitualmente a este concentrador. En tanto que los supermercados chinos alertaron que "hay desabastecimiento de carne" en el sector, y pidieron a los productores agropecuarios que suspendan las medidas de protesta por 48 ó 96 horas para permitir el diálogo con el Gobierno.

El presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (CADAM), Alberto Guida, afirmó que " se empezó a complicar el abastecimiento, sobre todo en el interior". Explicó que "en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires, no es la panacea, pero más o menos se entrega", no obstante lo cual señaló que "se recibe la mitad de la mercadería habitual".

Puntualizó que "las harinas y los aceites son los productos más críticos", y remarcó que "en el interior del país, la entrega es de 25 por ciento". A pesar de esto, aseguró que todavía "los precios no se movieron", pero advirtió que el conflicto "no puede pasar de la semana que viene, porque sino, va a ser un desastre".

En tanto, el presidente de la Cámara de Operadores Frutihortícolas del Mercado Central, Fabián Zeta, subrayó "existe gran preocupación, porque si no hay una solución a este conflicto, el ingreso de mercadería se va a agravar cada vez más".

"Se están recibiendo productos, pero está mermando el ingreso en 40 por ciento. Estamos preocupados, porque la falta de frutas y verduras se va a notar cada vez más", afirmó Zeta, quien sostuvo que "si el Gobierno no llama a una reunión urgente, tenemos mucho miedo de que se agrave más el problema".

Fuente: DyN