Diario Perfil  

Una modelo paraguaya se desnudó para poder prepararse para lanzar la jabalina en Beijing

Compitió en Miss Bikini Universo (con gran éxito) y en Atenas 2004. Está de novia con uno de los mejores tenistas del mundo. Galería de fotos. Galería de imágenes.

Foto: AFP

Contenido relacionado

Algunos viajaron a Beijing para traerse el oro o superar sus marcas personales. Otros aprovecharon para encontrar el amor. Este es el caso de Leryn Franco, una atleta paraguaya que, además, carga en sus espaldas una historia de vida complicada. La jabalinista, elegida como la más sexy de los Juegos Olímpicos 2008, encontró refugio en los brazos de Novak Djokovic, el tenista serbio que ostenta el tercer puesto en el ranking de la ATP. Según cuentan los deportistas que frecuentan la Villa Olímpica, los jóvenes se pasean de la mano a todos lados, en especial desde que Djokovic fue derrotado por Rafael Nadal en las semifinales. Ella, por su parte, entrena y espera su turno para competir este martes 19.

Festejo próspero. Estos no son los primeros Juegos Olímpicos para Leryn, de 26 años, ya que su primera actuación fue en Atenas 2004. En aquella oportunidad, la jabalinista quedó en la ubicación número 42 de la tabla y, según explicó, está en competencia gracias a su segunda carrera, el modelaje. “Modelar es una forma para poder continuar con mi deporte. Los horarios pueden ser flexibles y podés ganar buena plata ya sea en fotos o en la pasarela”, declaró Franco. Sin embargo, a la hora de elegir, ella –que como muchos atletas amateurs debe hacer un sacrificio extra para poder practicar su disciplina– sabe con qué se queda: “Una cosa me deja hacer la otra pero lo que más me gusta es el deporte. Todos venimos con grandes expectativas. Me gustaría mejorar mis marcas, el récord nacional paraguayo; pasar a la final sería un lujo”, dijo apenas llegó a Beijing.

La jabalinista obtuvo el récord de su disciplina en su país con una marca de 55,34 metros, y aunque la marca para llegar a Beijing era de 56 metros, logró hacerse de un lugar gracias a una invitación de la Federación Internacional de Atletismo.

Esta tampoco es no es la primera vez que ella pisa China. En 2006, Leryn participó de Miss Universo Paraguay, se coronó segunda y fue primera princesa del certamen Miss Bikini Universo que se disputó ese mismo año en las playas de Behai, al sudeste de China. Su novio de ese entonces declaró a la prensa que ella había aceptado competir para conseguir sponsors para su carrera deportiva. Por el mismo motivo, Leryn realizó en 2007 un muy sensual calendario que auspició la telefónica Personal. La morocha, que mide 1,75 y cuyas medidas son 94-60-90; vive desde noviembre de 2007 en Italia, donde trabaja como modelo y entrena.


Lea la nota en la edición impresa del diario Perfil .

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: